Un científico español identifica una obra de Gericault que se creía extraviada

  • La pieza pertenece a una colección privada italiana que se expuso en 2013.
El cuadro 'Retrato de un hombre. Homo melancholicus', atribuido a Gericaul
El cuadro 'Retrato de un hombre. Homo melancholicus', atribuido a Gericault.
JAVIER S. BURGOS / THE LANCET

El científico español Javier S. Burgos, doctor en Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid, ha identificado un retrato perteneciente a la serie Monomanías que se creía extraviado, pintado por encargo por el artista Théodore Gericault para el estudio de la mente humana.

En una carta enviada a la Gazette des beaux-arts en 1863, el historiador de arte Louis Viardot describió cinco retratos pintados por Théodore Géricault (1791-1824), un maestro del romanticismo francés, tal y como explica Burgos en su artículo publicado en The Lancet Neurology.

Los cuadros retrataban a cinco pacientes con diferentes enfermedades mentales, denominadas monomanías tal y como las describían los psiquiatras de la época: cleptomanía, envidia, juego compulsivo, fijación obsesiva y secuestro. Es por ello que Viardot denominó a la serie de retratos Monomanías.

Se cree que Géricault recibió el encargo del psiquiatra Étienne-Jean Georget de pintar los retratos de diez de sus pacientes para inmortalizar sus expresiones fisonómicas. Dos de los alumnos de Georget, Lachèze y Maréchal, adquirieron posteriormente las pinturas.

Viardot Localizó cinco de esos retratos -que se exhiben actualmente en cinco museos de Europa y Estados Unidos-, todos ellos con características comunes. Son de un tamaño, retratos de medio cuerpo con rostros que emergen de la penumbra, ajustados a los retratos formales u honoríficos clásicos de la época y las miradas de los retratados no se dirigen nunca al espectador. Tampoco visten ropas de pacientes.

La existencia de otros cinco retratos se ha discutido desde la publicación de la carta de Viardot. Una de las principales discusiones sobre los cinco retratos perdidos ha sido sobre si retratarían a nuevos pacientes o a los mismos cinco pacientes después del tratamiento.

No obstante, Burgos ha explicado en su publicación que hay varias razones para sugerir que se retratarían diferentes pacientes. "Primero, Géricault murió en enero de 1824, aproximadamente dos años después de que se pintaron los cinco retratos originales, lo que no dejaría mucho tiempo para que estos pacientes con enfermedades graves se curaran. En segundo lugar, parece justo suponer que los retratos se distribuirían por igual entre los dos alumnos de Georget", ha defendido.

La melancolía retratada por Géricault

El nuevo retrato identificado se encuentra alojado en una colección privada en Italia, que se exhibió en una exposición en Ravenna (Italia) en 2013, junto con otra obra de Géricault. El título del nuevo retrato, como se hace referencia en el catálogo oficial de la exposición, es Retrato de un hombre. Homo melancholicus.

El tamaño de este retrato es congruente con los otros cinco cuadros; la composición es similar (es decir, un rostro iluminado sobre un fondo oscuro); y el individuo retratado viste una prenda religiosa (una modesta casulla) de un color similar al pañuelo rojo del retrato que representa la envidia.

El título del retrato sugiere que corresponde a la tristeza (melancolía), como lo describe el psiquiatra francés Dominique Esquirol, mentor de Georget. La condición se confirma por la presencia de arrugas en las cejas del paciente retratado, dibujando el clásico signo que fue descrito por el psiquiatra alemán Heinrich Schüle como rasgo distintivo de la melancolía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento