Francia intenta moderar el consumo de alcohol
Jóvenes consumiendo alcohol, en una foto de archivo. ARCHIVO
No más barras libres en Francia. El alcoholismo se ha convertido en un auténtico problema entre los jóvenes franceses y, para frenarlo, la Asamblea Nacional francesa ha prohibido la barra libre de bebidas alcohólicas en los denominados ‘open bar'. De esta forma, los jóvenes galos, entre los que un 26% confiesa emborracharse con frecuencia, ya no podrán dirigirse a estos establecimientos para consumir alcohol de forma ilimitada por un precio fijo determinado.


La disposición aprobada impide "ofrecer gratuitamente bebidas alcohólicas con un objetivo comercial o venderlas por una cantidad determinada", aunque se excluyen "las fiestas y ferias, actos enológicos y otras actividades de degustación, incluidos vinos en las comidas". Quedan excluidas de la prohibición las ferias, fiestas y degustaciones enológicas.

La disposición conllevará una reducción en el consumo de alcohol
El presidente de la comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea, Patrick Ollier, destacó esas excepciones, después de que con la presentación del proyecto de ley por la ministra de Sanidad, Roselyne Bachelot, "se hubiera llegado a decir que se prohibiría el vino para brindar en los Ayuntamientos".

Bachelot dijo que "no queremos en ningún caso instaurar una política de prohibición o de abstinencia como he oído decir", sino que la proposición legislativa lo que ataca es "el fenómeno desastroso de la alcoholización de los jóvenes".

La ministra marcó distancias con los parlamentarios de regiones vitivinícolas que reclaman el fin de las limitaciones a la publicidad del vino en Internet, al señalar que se opondrá "a cualquier modificación de la definición de la publicidad sobre el alcohol", fijada por otro texto legislativo en vigor desde hace más de 15 años.