Inversor en Bolsa
Los inversores siguen preocupados por la actual crisis económica. Justin Lane / EFE

En la Bolsa los números redondos son reflejo de su estado y cuando se superan, ya sea por arriba o por abajo, se suele marcar esa fecha en el libro de historia de cada parqué. Esto ha ocurrido este viernes en Madrid donde el Ibex, seis años después, ha perdido la cota de los 7.000 puntos. Lo ha hecho después de perder un 1,27% en la última sesión de una semana negra en la que ha registrado sus dos mayores caídas de este 2009.

En la jornada de este viernes ha influido el mal dato del paro en EE UU

Este descenso no ha sido el único en Europa donde la tendencia en los últimos días se sigue caracterizando por los números negativos. Y es que los inversores no se olvidan de la incertidumbre que planea sobre las cuentas y expectativas de futuro de los bancos. Por ejemplo, en España los desplomes de BBVA y Banco Santander han sido significativos en una jornada en la que también ha influido el mal dato del paro en EE UU.

La Bolsa de Milán fue la más acusó las órdenes de ventas y su índice selectivo S&P/Mib bajó el 4,64% para situarse en los 12.895 puntos. Por su parte, el índice general Mibtel retrocedió un 3,87% y cerró en los 10.740 puntos. Menos significativas fueron las pérdidas de París, cuyo indicador principal, el CAC-40, cedió el 1,37% y se sitúo en los 2.534,45 puntos.

Algo menos que París y Madrid perdió la bolsa de Fráncfort, donde el índice DAX 30 bajó al cierre un 0,79% hasta los 3.666,41 puntos, el nivel más bajo desde agosto de 2004.

Ligera subida en Londres
 
La única excepción de la jornada fue la Bolsa de Valores de Londres, que cerró ligeramente al alza con una subida de su índice principal, el FTSE-100, de 0,9 puntos, equivalentes al 0,02%, con lo que se situó en los 3.530,7 enteros. No obstante, el índice intermedio FTSE-250, bajó 127 puntos, el 2,14% y se colocó en 5.808,4 enteros.