El profesor y escritor Luis Leante aseguró hoy que retiró las cámaras del Institut El Pla de Alicante en el que trabaja en un acto de "ofuscación y hartazgo" ante las "presiones" que sufre desde hace dos años por parte de los responsables del centro.

"Perdí los nervios, cometí un delito y me he dado cuenta de que ha sido una estupidez que no sirve para nada, pero fue un acto consecuencia de situaciones muy desagradables que he vivido en los últimos dos años", explicó. 

El ganador del Premio Alfaguara de 2007 manifestó que la retirada de las cámaras "no fue un acto de rebeldía porque no fue premeditado". Así, dijo que su reacción no se debió porque tenga "nada especial en contra" de las cámaras sino "por la acumulación de unos años padeciendo presiones en el trabajo" que no ha sabido controlar, reconoció.

Leante -que estuvo hoy en Valencia para presentar su última novela, 'La luna roja'- admitió que perdió los nervios y cometió un delito, por el que fue detenido y por el que ahora se encuentra en libertad a la espera de juicio.

Presunto acoso

El docente aseguró que una parte del claustro de profesores del instituto alicantino se encuentra "en la misma situación" que él o "incluso peor" ya que sus compañeros "no tienen voz porque a nadie le interesa la gente que no sale en los medios".  

En este sentido, aseguró que en el centro diversos profesionales están sufriendo "presunto acoso" debido a que apoyaron un cambio en la dirección del instituto que finalmente no se produjo y cuyo candidato fue "defenestrado".

"Uno no está callado ni es dócil y critica lo que no le gusta de la enseñanza porque es un trabajo que nos gusta y precisamente por eso no podemos cerrar los ojos a la realidad y eso nos está costando cosas como esta", argumentó.

Luis Leante agradeció "emocionado" el apoyo mostrado por parte de algunos alumnos del centro -que han llegado a colgar pancartas para expresar su respaldo al profesor- aunque pidió a los estudiantes "que no cometan ninguna tontería y no hagan nada que se salga de la ley".

"Sobre todo que no me imiten en absoluto y no se metan en complicaciones porque esto es algo que yo tengo que padecer y ser consecuente con lo que he hecho", declaró el autor, que recordó que además "como profesor" debe de dar ejemplo.  

Sobre su situación futura en el centro educativo, Leante aseguró que "mientras no me expulsen ni me digan lo contrario soy profesor de latín en ese instituto y si me dejan seguiré siéndolo; si me dicen que no soy un buen ejemplo y que me vaya a otro sitio pues me iré", concluyó. 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE