La demanda española de platos más saludables, por encima de la media mundial

Imprescindibles para una dieta saludable.
Verduras y hortalizas, imprescindibles para una dieta saludable.
EVA MAÑEZ

En general, en España se come bien, aunque lo de nuestra dieta mediterránea sea un vago recuerdo en miles de hogares. Los nuevos horarios, la presión comercial y a veces las dificultades para llegar a fin de mes han conseguido que, seguramente, hoy comamos peor que hace 25 años.

En cualquier caso, parece ser que somos un país concienciado de la importancia de comer bien, de comer rico y sano. La demanda española de platos más saludables está por encima de la media mundial, según la 11ª edición del Barómetro FOOD de Edenred.

La COVID ha hecho a la mayoría más conscientes de la importancia de seguir una dieta saludable

Al preguntar por los hábitos alimenticios tras la pandemia, España está a la cabeza en concienciación sobre comida saludable. El 89% de los encuestados demandan ofertas más sanas en los restaurantes.

Es la cifra más alta de Europa y la cuarta del mundo, solo superada por Brasil (90%), Perú (90%) y Colombia (92%). En Europa, Grecia, Francia y Austria siguen con poca distancia los pasos de España (87%, 79% y 78% respectivamente).

Entre las opciones asociadas a este concepto ocupa el primer lugar los productos frescos, elegidos por el 68% de los consumidores. Además, hay una demanda clara, por parte del 51%, de una mayor oferta de recetas y platos, indicadas como opción saludable, en los menús de los restaurantes.

El 37% de restaurantes españoles dice haber cerrado por completo su negocio

Asimismo, dos de cada diez encuestados quiere que los establecimientos señalicen sus productos con el semáforo nutricional Nutriscore. En menor media, los españoles también quieren más ensaladas (un 23%) y opciones veganas o vegetarianas (un 19%).

Se demanda más oferta de comida a domicilio

Parece ser que la pandemia ha aumentado la preocupación de los españoles por su nutrición. Casi el 80% de los encuestados asegura que la crisis de la COVID-19 les ha hecho ser más conscientes de su salud y de llevar una dieta más saludable.

Durante los meses de confinamiento, los españoles se vieron obligados a invertir más en comida y en bebida. Según el barómetro FOOD 2020, el 74% de los españoles tuvieron que aumentar su presupuesto en la alimentación del hogar.

La nueva normalidad ha cambiado la forma de consumir. Durante estos meses, hemos pasado más tiempo en los hogares que en los restaurantes. Por ello, los consumidores echan en falta más oferta de comida a domicilio. El 96% de los españoles espera que los restaurantes desarrollen su oferta de servicio a domicilio y recogida en los próximos meses. La demanda de los españoles es la más alta de Europa.

Más del 95% echa en falta una oferta más variada de comida a domicilio

Durante el confinamiento, el 48% de los españoles pidió comida a domicilio, haciéndolo en su gran mayoría a restaurantes con los que estaban familiarizados. Son muy pocos (8%) los que optaron por pedir a establecimientos que no conocían.

Los restaurantes españoles, los más afectados por la crisis

Según este estudio, los restaurantes españoles se encuentran entre los más afectados por la crisis, ya que el 37% afirma haber cerrado por completo su restaurante sin ofrecer ningún tipo de servicio (delivery o take away). Esta cifra sitúa al país muy por encima de la media europea del 27% y le emplaza como el país de Europa con más restaurantes cerrados solo superado por Bulgaria (40%) y seguido de Grecia (36%), Francia (35%) e Italia (33%).

Además, el 76% de los restaurantes nacionales reconoce haber perdido clientes durante el confinamiento, superando también a la media europea situada en el 65%. Como dato positivo, el análisis revela que el 49% de los establecimientos de España estima haber obtenido nuevos clientes durante estos meses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento