¿Quiénes son los españoles más optimistas sobre su presente y futuro laboral?

  • Según LinkedIn, la confianza de los españoles en el mercado laboral aumenta.
  • Los trabajadores de Vigo, Pamplona y Málaga son los más pesimistas.
Una empleada en su puesto de trabajo.
Dos empleados, trabajando en una oficina.
GTRES

Crece la confianza de los españoles en su empleo, en mantenerlo. En lo que a seguridad del empleo, perspectivas financieras y progresión laboral se refiere, la confianza ha experimentado una subida de 4 puntos hasta alcanzar 35 de 100, según un estudio realizado por LinkedIn.

Según reflejan los datos de la última oleada de su Índice de Confianza del Trabajador, mientras que en octubre de 2020 la confianza en el empleo se situaba en 31 puntos (sobre una escala que va de -100 a +100), en enero ha experimentado una subida de 4 puntos, hasta los 35.

Las mujeres son más pesimistas, con una diferencia de 7 puntos con los hombres

La red social profesional ha analizado los niveles de optimismo de los profesionales españoles. La cosa va por barrios. Los trabajadores de Murcia, Gijón y Sevilla son los más optimistas, mientras que en Vigo, Pamplona y Málaga están los más pesimistas respecto a su presente y futuro laboral.

En lo que a brecha de género se refiere, las mujeres siguen siendo más pesimistas que los hombres. La confianza puesta en la búsqueda o conservación del empleo de ellos alcanza los 37 puntos, mientras que la de ellas, en cambio, se estanca en 30.

Las nuevas formas de formación elevan el optimismo

El índice de LinkedIn también pone de relieve la brecha generacional. Los datos del estudio reflejan cómo en la última oleada los millennials se presentan como la generación menos optimista en estos momentos (30 puntos), siendo patente su pérdida de confianza con respecto al trimestre anterior.

Los 'millennials' se presentan como la generación menos optimista

En la primera oleada, realizada en junio, los más pesimistas eran los baby boomers(nacidos entre 1949 y 1968) y el 23% de los millennials (nacidos entre 1980 y 1994) creía que sus ingresos incluso podrían mejorar en un intervalo de 6 meses.

Este estudio sobre la confianza de los trabajadores concluye que el progreso en la carrera profesional a largo plazo (41%), gracias a las nuevas formas de formación y empleo surgidas a raíz del parón obligado por esta situación, ha sido clave para fomentar la esperanza en el terreno profesional. El aumento del optimismo se cimenta, fundamentalmente, en una mayor confianza de los trabajadores en su capacidad para conseguir o mantener un empleo en el momento actual, que se sitúa ahora en los 48 puntos.

El factor económico (15%), en cambio, pierde fuerza. Los trabajadores de las grandes compañías son más optimistas que los de las pymes, con una diferencia de 10 puntos entre ambas. Durante el último trimestre de 2020 la esperanza laboral de las pequeñas empresas ha caído de un 43% a un 38%, mientras que las compañías con grandes ingresos aumentan su certidumbre en 12 puntos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento