Manu Chao
Manu Chao, de nuevo en los escenarios.

¿Hasta qué punto Obama no es una gran operación de márketing? Esta es la pregunta que se formula Manu Chao, el cantante hispano-francés y defensor de la igualdad y la multiculturalidad .

Para Manu, hijo del periodista Ramón Chao, el hecho de que Barack Obama haya sido elegido presidente de Estados Unidos le pare "simbólicamente bonito", eso sí.

"Cuando fue electo, me emocioné", reconoce. Sin embargo, no espera "mucho" de lo que pueda hacer en realidad, declara durante una entrevista publicada en un diario argentino.

EE UU acepta nuestras reglas porque llenamos las salas

Chao, que realiza unagira de presentación de su disco La Radiolina, y que también le ha llevado a Estados Unidos, negó además haber dicho que "no iría más" a la potencia norteamericana.

"En la época de Mano Negra era muy duro. Ellos tienen una manera de trabajar y nosotros teníamos la nuestra, que era bien diferente (...) Ahora lo que cambió evidentemente es que tienen que aceptar nuestras reglas porque llenamos las salas", señaló.

Chao explicó que "con todo lo que estaba pasando con Estados Unidos en la época de (George W.) Bush, se te confunde lo que es el gobierno norteamericano y lo que es la gente, empiezas a caer en un anti-americanismo primario".

"Cuando hacíamos nuestros shows en EEUU -agregó-, con nuestro público, no era tan curioso porque cuando hablaba de Bush tenía toda la gente conmigo. Lo interesante era en los festivales donde no nos conocían".

No tengo ningún cariño por Hamás, pero ganaron democráticamente

Quien fuera cantante y líder de la disuelta banda Mano Negra también se mostró crítico con la postura de occidente en Oriente Medio, al sostener que "en Palestina toman la bandera de la democracia, dicen que lo va a arreglar todo, pero cuando un régimen islámico gana democráticamente, ahí no vale".

"Pasó con el (movimiento islamista) Hamás, que a mí no me gusta, no les tengo ningún cariño, pero la democracia es la democracia. Y en Gaza ganó Hamás", remarcó.

Al ser consultado sobre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, respondió: "No soy chavista porque nunca fui de nadie, pero la revolución venezolana la apoyo. No es lo mejor de lo mejor pero no estoy en contra para nada".