Raúl Carmona Martínez
Raúl Carmona Martínez. 20MINUTOS.ES

El español Raúl Carmona-Martínez, que cumple condena en una prisión de alta seguridad australiana, podría quedar en libertad o ser juzgado de nuevo después de que nuevas pruebas hayan puesto de manifiesto supuestos errores en la investigación del caso.

Raúl Carmona-Martínez, un español nacido en Almería, fue condenado en 2004 por el asesinato de Roberto Jofre tras la declaración de un joven que, varios meses después, reconoció haber mentido bajo presiones policiales, según explica Carnie Carmona-Martínez, hermana del condenado y residente en Roquetas de Mar (Almería).

Además, el testimonio de una vecina del lugar en el que murió la víctima ha sido presentado por los abogados del joven de 27 años para demostrar deficiencias en la investigación policial del asesinato.

Melanie Naylor vio la pelea y  al día siguiente intentó declarar en comisaría pero le comentaron que no era necesario

Según explica la familia, que cuenta con un blog de apoyo a Raúl , la rectificación del testigo principal, un joven que dijo haber sido amenazado por la Policía, sirvió a los tres abogados de Raúl, que trabajan en el caso de forma gratuita, para pedir una nueva vista que se debería haber celebrado en febrero. Sin embargo, los letrados aplazaron la sesión tras escuchar el testimonio de una mujer que observó la pelea tras la que falleció Jofre.

"La señorita Melanie Naylor vio la pelea y llamó a la Policía, al día siguiente intentó declarar en comisaría pero le comentaron que no era necesario", afirma Carnie Carmona-Martínez.

"Ahora, bajo declaración jurada ha relatado unos hechos que demostrarían la inocencia de mi hermano", explica la hermana de Raúl. Según la familia y varios medios australianos , la testigo ha declarado que vio a dos hombres que no corresponden con la descripicón física de Raúl golpeando a Roberto Jofre a las 2 de la mañana en una calle de la localidad de Frematle. Sin embargo, según el relato de la familia, la madre de Raúl recogió a su hijo a medianoche para volver a su casa en la localidad de Leda.

Apoyo del Gobierno

Por otro lado, explica Carnie Carmona-Martínez, el cuerpo de Roberto Jofre no fue atendido hasta que, al amanecer, "el chico de los periódicos" lo vio y avisó de nuevo a la Policía de la localidad. "Estas declaraciones no sólo demuestran que mi hermano no estuvo allí sino que además prueban que los agentes que acudieron en primer lugar no hicieron bien su trabajo", continúa la hermana del condenado.

Este nuevo testimonio abre ahora dos posibilidades. La primera sería que el juez pusiera en libertad a Raúl, "que se encuentra muy animado y siempre ha defendido su inocencia", y la segunda que se celebrara un nuevo juicio.

La familia de Raúl, que mantuvo horas antes de la paliza una discusión en un bar con la víctima, a la que conocía desde hace años como miembro de la comunidad hispana de la zona, reclama un mayor apoyo del consulado español, "que hasta ahora no nos ha ayudado", dice la hermana. A la espera de los nuevos pasos judiciales, Raúl Carmona-Martínez cumplirá en agosto cinco años en la prisión de Casuarina, situada en la región de Kwinana, en el oeste australiano.

CONSULTE AQUÍ OTRAS NOTICIAS DE ALMERÍA