El regreso de los grandes carnívoros a Europa

  • Investigadores de once países europeos, entre ellos la Estación Biológica de Doñana, refrendan su expansión.
  • "Los principales factores han sido los cambios en los usos del suelo". explica una coautora del estudio a 20Minutos. 
Los grandes carnívoros regresan a sus antiguas zonas de habitat
Los grandes carnívoros regresan a sus antiguas zonas de habitat
WWF España

Un estudio internacional en el que han participado equipos de investigación de once países europeos, entre ellos la Estación Biológica de Doñana, ha confirmado la vuelta de los grandes carnívoros europeos a sus antiguas zonas de hábitat. Entre los motivos, el grupo de expertos ha coincidido en el papel que ha jugado el abandono humano de zonas rurales.

"El hecho de que se expandan tiene que ver con el abandono del medio rural, la reforestación de zonas previamente usadas para agricultura y el éxodo del campo a la ciudad de gran parte de la población europea", explica Ana Benítez, investigadora de la EBD-CSIC y coautora del estudio, a 20Minutos.

El estudio, coordinado por Marta Cimatti de la Universidad de Roma La Sapienza (Italia) y publicado en Diversity and Distributionsha evaluado la cobertura terrestre, la configuración del paisaje, la densidad humana, el estado de protección y la cobertura del área protegida y si estos están asociados con cambios en la idoneidad del hábitat para los grandes carnívoros en Europa durante el período comprendido entre 1992 y 2015.  

"Se pudo recopilar la mayor base de datos multitemporal de observaciones de las tres especies (linces, osos pardos y lobos), más de 50.000 observaciones de presencia de las tres especies en los últimos 24 años", añade la investigadora.

Para poder analizar los datos y las observaciones se han usado modelos de distribución de especies multitemporales e imágenes de teledetección con información sobre la cobertura del suelos y la configuración del paisaje, además de datos de densidad de población humana.

Principales factores de la recolonización

"Los principales factores han sido los cambios en los usos del suelo, principalmente un aumento en la cobertura forestal, y la redistribución de la población europea desde zonas rurales a zonas urbanas", apunta Benítez. 

Esto está relacionado con la necesidad por parte de osos pardos, linces y lobos de grandes extensiones de terreno en comparación con otras especies. "No es la calidad del suelo sino el tipo de suelo y manejo. Necesitan grandes extensiones de terreno con cobertura forestal, pero también de matorral, y preferentemente donde no haya presencia humana y no se les ejecute".

Grandes carnívoros en Europa
Grandes carnívoros en Europa
CSIC

Las medidas de protección tomadas en Europa no parecen haber jugado un papel tan importante en la nueva redistribución. "Esto no quiere decir que la red de áreas protegidas no sea importante para la conservación de estas y de muchas otras especies", aclara Benítez, que considera que su importancia ha sido menor respecto a los demás factores. "Una explicación posible sería que las áreas protegidas en Europa tienen de media un tamaño menor que el hábitat que requieren estos grandes carnívoros".

Aunque con patrones similares, la vuelta de lobos, linces y osos pardos se ha visto afectada de manera distinta entre las diferentes zonas de Europa.

"Como resultado de los cambios en la cubierta forestal y la densidad de población humana en toda Europa, nuestro modelo predice una idoneidad cada vez mayor en Europa del Este y los Balcanes, y tendencias mixtas en Escandinavia y Europa Central y Occidental", explica el estudio.

Coexistencia de humanos y grandes carnívoros

El Ministerio de Transición Ecológica ha anunciado recientemente su intención de prohibir la caza de lobo al norte del río Duero dentro del territorio español, donde actualmente se puede cazar por cupos. Si esta ley se aprueba, la expansión del lobo en nuestro país podría acelerarse.

"Yo creo que esta ley debería tener en cuenta las necesidades socioeconómicas de las comunidades que conviven en zonas loberas, en particular a los ganaderos, que suelen resultar damnificados por ataques a ganado, para así minimizar conflictos", opina la investigadora. 

La investigación muestra una continuación positiva de la expansión de los grandes carnívoros en gran parte de Europa, por lo que serían necesarios mayores esfuerzos que garantizasen la coexistencia entre humanos y carnívoros. En este sentido la opinión de López es clara, especialmente en zonas rurales donde puede haber conflictos entre ciertas actividades socioeconómicas y la conservación de estas especies. "El camino a seguir debería ser apostar por medidas preventivas antes que compensatorias".

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento