Un marcha de Black Lives Matter en Nueva York en honor a Luther King deja 29 arrestos y 11 agentes heridos

Activistas del movimiento Black Lives Matter protestan en EE UU contra el racismo y la violencia policial, en una imagen de archivo.
Imagen de archivo de una marcha del movimiento Black Lives Matter
CHRISTIAN MONTERROSA/ EFE/ARCHIVO

Una marcha organizada por el movimiento Black Lives Matter (BLM) para conmemorar al activista Martin Luther King Jr. este lunes en Nueva York se saldó con 29 personas detenidas y 11 policías heridos, según informaron este martes medios locales.

Cientos de participantes de la "Marcha de Liberación Negra" partieron del estadio Barclays Center, punto de reunión de BLM, y atravesaron el icónico puente de Brooklyn hasta llegar a la Alcaldía, en el sur de Manhattan, donde se había desplegado un gran número de agentes de la Policía local (NYPD, en inglés) y se produjeron enfrentamientos.

Según dijo el jefe del NYPD, Dermott Shea, al canal local NY1, "en un día para recordar a Martin Luther King hubo manifestaciones que consistieron en violencia, lanzar botellas, romper propiedades, pedir la muerte de los agentes y arrasar la ciudad", lo que consideró la "antítesis" del legado del histórico activista antirracista.

No obstante, videos colgados en las redes sociales muestran momentos de tensión en los que los agentes acorralan y cargan contra la multitud cerca de la Alcaldía, mientras algunos manifestantes dijeron a medios locales que los policías empujaron y agarraron a personas que estaban en la acera y no les habían plantado cara.

En total, 29 personas fueron detenidas por conductas desordenadas, obstáculo a la autoridad, resistencia al arresto y bloqueo de carretera, la mayoría puestos en libertad con una citación judicial; mientras que 11 policías fueron heridos, uno de ellos golpeado en el casco con una botella, pero ninguno de gravedad.

El jefe policial dijo que la violencia fue "creada por personas que quieren destruir la ciudad" y grupos que "quieren destruir nuestro estilo de vida y hacer daño a los policías que arriesgan su vida cada día", y que asisten a manifestaciones sin tener "intención de protestar pacíficamente".

Este último episodio de choques entre manifestantes y Policía se produce días después de que la fiscal general de Nueva York, Letitia James, demandara al NYPD por un "patrón de fuerza excesiva, brutal e ilegal contra manifestantes pacíficos" en las protestas antirracistas del pasado verano tras la muerte de George Floyd.

En ese sentido, Shea se dirigió a James en declaraciones a NY1: "Esta es la noticia para la (fiscal general): son acciones causadas por gente que quiere destruir nuestro estilo de vida y nuestra ciudad".

Las protestas del pasado verano y su respuesta policial llevaron a la creación de leyes estatales que prohíben tácticas agresivas, entre otras cosas, mientras que la ciudad de Nueva York desvió cerca de 1.000 millones de dólares del presupuesto del NYPD a otros departamentos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento