Desde los Hunos hasta Zendaya, así es el 'look' más querido y odiado a partes iguales, el corte 'Mullet'

Johnny Flynn es David Bowie en el tráiler de 'Stardust'
Johnny Flynn es David Bowie en el tráiler de 'Stardust'
Europa Press

Amado y odiado a partes iguales, el corte que después de llegar a lo más alto, cayó a las profundidades de una moda olvidada... o no. Un look tan llamativo como lo es el corte mullet no se olvida tan fácilmente y es que si se echa la vista atrás a lo largo de los años, nunca se ha llegado a ir del todo, por mucho que algunos así lo quieran.

Su principal característica es una melena corta por delante y larga por detrás. Comenzó a llamar la atención en los años 70, ni más ni menos que de la mano del cantante David Bowie y finalmente se afianzó en los 80

Pero lo cierto es que sus orígenes llegan de mucho antes, una de las múltiples teorías sobre su nacimiento está en los pescadores de salmonetes (mullet en inglés) que se cubrían la nuca del sol con la parte larga del peinado. Otras teorías hablan de la moda en el Imperio Romano y otras muchas apuntan a los Hunos como los padres de este 'look'.

Apolo del Belvedere
Apolo del Belvedere

Apolo del Belvedere
Apolo del Belvedere
Apolo del Belvedere con un corte 'mullet'.
Museo del Vaticano

Sea como fuere, lo cierto es que David Bowie, como gran estrella y gran revolucionario, llegó a dotar de significado un simple corte de pelo. Un canto a la libertad y una burla hacia los estándares de belleza comunes de su época.

Gracias al personaje de Ziggy Stardust, que interpretó durante el año que duró la gira de su álbum conceptual The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, en 1972, se valió de la fusión de los peinados típicamente masculinos y femeninos, el largo y el corto. Todo en un mismo look, y así jugó y rompió con los ideales de cada género

El apogeo de los años 80

Le siguieron estrellas de la talla de Mick Jagger, Rod Stewart o Paul McCartney y en los 80 se afianzó como el corte de la década. Resulta curioso que en esta década el peinado se estableciese como icono de la masculinidad cuando poco antes era un guiño hacia lo "sin género".

Bruce Willis, Mel Gibson, Jean Claude Van Damm o Chuck Norris lucieron en algún momento de sus carreras este look. Pero no solo los que sabían pegar puñetazos cayeron rendidos al mullet sino también caras de héroes románticos como Patrick Swayze o George Clooney abrazaron la moda del corto por delante y largo por detrás.

Con la llegada de los 90 y las nuevas estrellas que iban saliendo, el mullet cayó en desgracia gracias al grupo de hip hop, Beastie Boys, que se rieron públicamente de este corte en la canción Mullet Head, un título que poco tiempo después se hizo expresión para referirse a gente que carecía de sentido común.

Desde entonces este corte ha visto los focos de cuando en cuando, con diferentes versiones como el chill mullet. Si bien se dice que por un tiempo el corte desapareció, en 2004 Scarlett Johansson lo trajo de nuevo a la fama. Seguida después de Rihanna en 2013 llevando el look a lo más extremo.

Y así una larga lista de estrellas, que, a diferencia de los años 80, las tijeras corren a cuenta de ellas. El mullet dejó de ser un icono de la masculinidad para volver a sus inicios de rebeldía contra los estereotipos, sobre todo femeninos, y dar paso a la revolución de la melenas de las mayores celebrities de estos últimos años.

Desde Zendaya hasta Úrsula Corberó, hoy en día el mullet sigue siendo tendencia y no parece que se vaya a bajar del carro de la moda en un tiempo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento