Las canas de Obama
Barack Obama, en una imagen tomada antes de ser presidente (i) y en otra de hace unos días (THE NEW YORK TMES / AP) THE NEW YORK TIMES / AP

Algunos de los grandes medios de comunicación de Estados Unidos, desde The Washington Post o The New York Times hasta las cadenas Fox News o NBC, se preguntan qué ha pasado con el presidente, Barack Obama, que en tan sólo dos meses en la Casa Blanca ha visto cómo su pelo negro se empieza a volver gris.

El Post establece una relación directa entre las canas de Obama y la grave crisis económica que atraviesa el país y las dos guerras en las que está embarcado. "¿Son tan estresantes los tiempos que corren -con una economía en picado y dos guerras- que nuestro joven presidente ha encanecido en sólo seis semanas?", se pregunta el diario.

No se tiñe ni se pinta canas".
Zariff, peluquero de Obama

Zariff, el peluquero de Barack Obama en los últimos 17 años en Chicago, sale en defensa de su cliente más conocido asegurando que es "normal para su edad" empezar a tener canas, y despejando las especulaciones que inundan desde hace semanas los blogs sobre su color de pelo. "No se tiñe ni se pinta canas, de eso estoy cien por cien seguro".

The New York Times, por su parte, inicia su crónica constatando también lo rápido que se ha producido el cambio en la cabellera del presidente Obama, "en tan sólo 44 días de trabajo", para inmediatamente después recordar que el mismo proceso también les ocurrió a otros inquilinos de la Casa Blanca, como Bill Clinton o George W. Bush.

El periódico neoyorquino ha llegado incluso a consultar el caso con el doctor Michael Roizen, cofundador de la página web RealAge, que te permite conocer la edad real de tu cuerpo en función de tus hábitos como el consumo de alcohol o si fumas. "Los presidentes envejecen dos años por cada uno que están en la Casa Blanca", responde.

Los presidentes envejecen dos años por cada uno que están en la Casa Blanca"

Karin Schallreuter, una científica de la Universidad de Bradford, en Inglaterra, lo explica de forma muy sencilla. "El estrés afecta al folículo capilar. Y evidentemente el presidente tiene mucho estrés".

El peluquero de Obama, sin embargo, no lo tiene tan claro y asegura que no parece que le hayan salido más canas desde que tomó posesión de su cargo el pasado 20 de enero.