Temporal
Temporal 544
Ceuta comenzó a recuperar la normalidad a última hora de este jueves tras abandonar la alerta naranja en la que ha permanecido toda la jornada. La fuerza del viento ha obligado a la intervención del cuerpo de bomberos en al menos 70 incidentes, que han provocado múltiples daños materiales.

Cuatro familias, integradas por diez adultos y diez menores, han debido ser alojadas en pensiones de la ciudad y en una Hermandad de Franciscanos al haber tenido que abandonar sus casas.

Según el Ejecutivo ceutí, el Servicio de Extinción de Incendios continúa trabajando en varios puntos de la ciudad para atender diversos incidentes que habían quedado pendientes a lo largo de la jornada.

La fuerza del viento ha motivado que las calles de Ceuta presenten todavía restos de árboles caídos, farolas y otros objetos desprendidos de carteles y vallas publicitarias.

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene a Ceuta en nivel de alerta amarilla después de haber estado en alerta naranja, lo que significa que en las próximas horas las rachas de viento disminuirán a unos 70 kilómetros por hora después de haber alcanzado picos de 92 kilómetros por hora.