Cómo resucitar en los fogones unos tristes trozos de pescado congelado

Halibut, tilapia o panga abundan en los congelados de los supermercados.
Halibut, tilapia o panga abundan en los congelados de los supermercados.
openfoodfacts

A todos nos ha pasado: comprar por error o por las circunstancias algún maligno pescado congelado. Sí, de esos que ya no tienen recuerdo de su sabor o, peor, alguna de esas especies sospechosas cuando no desaconsejables que venden las grandes superficies.

Merluzas que de merluza sólo tienen el nombre o pescados que a los menos atentos les han podido parecer mero o lenguado. Son los casos del halibut, la tilapia o la panga.

No hay que demonizarlos, pero son insípidos, pobres en nutrientes y, en el caso del halibut, con demasiado mercurio. Aunque, todo hay que decirlo, la tilapia tiene omega 3.

Claro que lo del mercurio es un mal del que pecan pescados que compramos habitualmente y que nos parecen estupendos. Son los casos del atún rojo (sí, esa excelencia que tanto nos gusta comer crudo o cocinado), el cazón, el pez espada o el lucio.

Hemos comido pescado con mayonesa después de hervirlo: "Vade retro satana"

Pero volvamos a los fogones. Demos por hecho que en nuestro congelador hay algo de esos infaustos peces e incluso que sabemos tan poco de cocinar que hemos llegado a comer ese pescado con un poco de mayonesa después de hervirlo. O lo hemos intentado descongelar en el microondas y nos ha salido ya cocido. Vade retro satana.

Una receta estupenda y al microondas

Para esas especies deficitarias en virtudes y para esos cocineros despistados o vagos nada como el recetario clásico. Una sopa de ajo con tropezones de pescado puede ser una manera muy resultona de cocinar esos tristes trozos que duermen en el congelador.

Sopa de ajo con tropezones de pescado... para esos tristes trozos congelados

Basta con unos ajos, guindilla, pan seco, tomate, pulpa de pimiento choricero, pimentón, caldo y, claro, el pescado que tengamos. Es fácil de hacer y muy indicada para los que temen a su impericia ante los fuegos: la hacemos en el microondas.

Primero, los ajos, el aceite, la pizca de guindilla y la sal. Cocinamos sin tapar 2 minutos. Luego echamos el pan cortado en láminas, la salsa de tomate, el pimiento choricero, el pimentón, el caldo y la sal. Ponemos el pescado que tengamos, tapamos y cocinamos en el micro durante un cuarto de hora.

Retiramos el pescado y mientras dejamos lo demás reposando unos minutos, para que el pan se infle bien. Desmigamos el pescado y lo añadimos. Con estos fríos tendremos un plato perfecto: una sopa calentita y sabrosa. Prueba.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento