Visto y no visto. Casi dos horas más tarde de lo previsto, vestido de negro y parapetado tras sus gafas de sol, Michael Jackson se dejaba ver en el 02 Arena de Londres para anunciar sus próximos conciertos en la capital inglesa para el mes de julio.

Serán "los últimos" en Londres, según ha confirmado el propio artista, que no fue capaz de articular palabra durante los primeros minutos de su comparecencia por culpa de los gritos de la concurrencia, miles de fans enfervorizados que alzaban sus cámaras para tomar una imagen de su ídolo.

"Muchas gracias a todos"


"Muchas gracias a todos, os quiero mucho", decía agradecido el artista norteamericano haciendo el signo de la victoria; sólo permaneció unos cinco minutos ante sus seguidores. "Interpretaré las canciones que mis fans quieren oír. Ésta es la última llamada a escena", aseguró, para terminar con un "nos vemos en julio".

Desapareció tras una cortina y subió al autobús que le había traído
Después desapareció tras una cortina y volvió a subir al autobús que le había traído. La web michaeljackson.com ofreció el acto en directo, así como la red social Twiter. En la web del cantante ya se puede realizar una pre-compra de las entradas para las actuaciones.

Aunque aún no hay fechas concretas, se sabe que serán diez. AEG Live, empresa que gestiona la O2, habría recibido garantías sobre la salud de Jackson, que tiene ya 50 años y varios problemas con su piel. Por estos conciertos cobrará más de 112 millones de euros.