Bertín Osborne y Fabiola Martínez llevaban en crisis desde el pasado verano

  • La separación era un secreto a voces que se confirmaba este fin de semana mediante un comunicado del cantante.
Bertín Osborne y Fabiola Martínez, casados desde 2006.
Bertín Osborne y Fabiola Martínez, casados desde 2006.
GTRES
Bertín Osborne y Fabiola Martínez, casados desde 2006.
Europa Press

No ha sido tan sorpresa como algunos se empeñan en reiterar. La separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez era un secreto a voces que se confirmaba este pasado fin de semana mediante un comunicado remitido por el cantante. 

En él, Bertín se declaraba responsable de la decisión y negaba que la existencia de terceras personas la hubiera desencadenado. Una afirmación que iba directa a desmentir los rumores que, desde hace semanas, circulaban por algunas redacciones sobre una posible paternidad extramatrimonial. Todas las partes han negado precipitadamente una información que se tornó amenaza en octubre y que sirvió para acrecentar las especulaciones sobre la crisis en la pareja.

Fabiola me negó por aquel entonces una separación que, según fuentes solventes, empezó en verano y que convirtió en tortura a mediados del mes de octubre cuando decidieron que había que separarse. Todo encaja, pues unas semanas antes la venezolana aceptó mi invitación para ser entrevistada en Buenos Días, Madrid de Telemadrid, pero con la condición de que no se le preguntara por su marido. 

Aunque terminó transigiendo con algunas preguntas, sus respuestas dejaban entrever que las diferencias entre ellos eran insostenibles. En la tertulia de Isabel González y Ricardo Altable se quejaba de que Bertín no admitía otros puntos de vista diferentes al suyo. Aquella mañana, además, nos sorprendió confesando que no había visto un reportaje que él protagonizaba esa misma semana en la revista ¡Hola! Toda una declaración de intenciones.

Sea como fuere, a partir de ahora hay todavía muchas incógnitas que despejar. 20minutos ha podido saber que el todavía matrimonio ha decidido que Fabiola se quede en la casa familiar, pero se desconoce cómo se van a organizar en lo relativo a la Fundación y si habrá, o no, compensación económica. Ambos prometen no dar escándalos y que los acuerdos que firmen queden en la intimidad, pero ya hay quien avisa que tanta solemnidad es pura fachada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento