Biden planea anular el polémico oleoducto Keystone XL tras su toma de posesión

El presidente electo de EE UU, Joe Biden.
El presidente electo de EE UU, Joe Biden.
SHAWN THEW / EFE

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, planea, como una de sus primeras medidas tras su toma de posesión este 20 de enero, cancelar los permisos para la construcción del oleoducto Keystone XL por motivos medioambientales.

Según informa el medio canadiense CBC News, las palabras "rescindir el permiso del oleoducto de Keystone XL" aparecen en una lista de acciones ejecutivas programadas para el primer día de presidencia de Biden.

Keystone XL es uno de los tramos previstos para la ampliación del proyecto Keystone, que permite el traslado del petróleo desde Alberta a Nebraska. Las obras comenzaron en 2010 pero se han visto retrasadas a causa de la oposición de diversos grupos de defensa del medio ambiente.

El proyecto fue cancelado en 2015 por el ex presidente Barack Obama cuando Biden era vicepresidente de la administración, sin embargo, fue puesto en marcha de nuevo en 2017 por Donald Trump que intervino directamente para relanzar el proyecto. 

Reacciones 

The Canadian Press recoge un comunicado la reacción de la embajadora de Canadá Kirsten Hillman tras los rumores. Hillman sigue apoyando el proyecto  que asegura "traerá beneficios" a ambos países.

"El Gobierno de Canadá continúa apoyando el proyecto Keystone XL y los beneficios que traerá tanto a Canadá como a Estados Unidos", explicó Hillman.

Por su parte, el senador estadounidense Bernie Sanders, destacó como un acierto la cancelación del permiso de Keystone, el que ha calificado como un "desastre". 

Construcción en marcha 

TC Energy Corp, la compañía a cargo del oleoducto, se ha comprometido, a pesar de no saber el futuro del gasoducto, a alcanzar cero emisiones netas para 2023, cuando entre en servicio y a utilizar fuentes de energía renovables para 2030.

El proyecto, que ya se encuentra en marcha, cuenta con unos 200 kilómetros de tubería instalados, incluso a través de la frontera entre Canadá y Estados Unidos, y se ha comenzado la construcción de estaciones de bombeo en Alberta y varios estados de Estados Unidos.

Jason Kenney, el primer ministro de Alberta ha reaccionado a través de su cuenta personal de Twitter tras los numerosos rumores. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento