CCOO ve "indignante" que en solo 18 días del año haya que lamentar dos accidentes laborales mortales

El sindicato CCOO en Jaén ha considerado "indignante" que "en solo 18 días de año" haya que lamentar en la provincia dos accidentes laborales mortales y uno grave, a pesar de que la actividad está "ralentizada" por la covid-19 y de la temporalidad del mercado de trabajo jiennense.

"Estos trágicos datos vienen a decir que hay una pandemia, la de la accidentalidad laboral, que viene desde más atrás que otras y que parece que perdurará de manera indefinida en el tiempo por la falta de voluntad de atajar este drama", ha afirmado el secretario de Salud Laboral, Miguel Ángel Salazar.

Así lo ha indicado en una nota después de que un trabajador de 33 años haya fallecido en una fábrica de Alcaudete al partirse el cable de un montacargas y golpearle en la cabeza. Se trata del segundo accidente laboral mortal en la provincia de 2021, tras el ocurrido el 7 de enero en una fábrica de orujo de La Carolina, donde murió un trabajador de 58 años.

Para CCOO-Jaén, esta situación "demuestra la desconsideración más brutal hacia la prevención en el trabajo". "Estamos en una provincia donde, como tantas otras, la actividad está ralentizada por la pandemia del covid, pero donde, además, es un problema estructural la temporalidad de nuestros principales sectores económicos y de la contratación y donde las tasas de desempleo son altísimas", ha comentado.

Sin embargo, "ni que haya poco empleo evita que haya una alta accidentalidad laboral con resultado de muerte año tras año", especialmente, desde que estalló la anterior crisis económica en 2009. Al hilo, ha lamentado que "el menosprecio a la salud en el trabajo es alarmante" y las consecuencias son "trágicas".

En este sentido, el responsable de Salud Laboral ha apuntado que "muchas empresas tienen el cajón" los planes de prevención y las evaluaciones de riesgos, pero no lo aplican en el tajo "y la prevención de papel evita multas pero no evita muertos".

A su juicio, existe "una auténtica falta de cultura preventiva y concienciación social" sobre este tipo de accidentalidad. "Todos los días vemos el respaldo social, empezando por las personalidades políticas, a muchas injusticias, a muchas violencias, a muchos abusos. Vemos que son el inicio y contenido de programas enteros en los medios de comunicación, elemento de conversación en la calle, pero cuando se produce un accidente mortal, el hecho dura lo que dura un suspiro", ha criticado.

Ha añadido que no hay pronunciamientos de las autoridades políticas, ni presencia en los actos que, para focalizar el problema, llevan a cabo los principales sindicatos de la provincia, ni cambios contundentes en la legislación, ni modificaciones en las actuaciones de la autoridad laboral para intentar cambiar la tendencia.

"Esto es un drama, las muertes en el tajo son tan constantes que son otra pandemia, y su ausencia en el discurso político es un reflejo de la irrelevancia social, como si ir a trabajar comportara en sí mismo el riesgo a morir, algo inaceptable que tenemos que cambiar ya porque mañana es tarde", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento