Y después de las nevadas llega el agua: alerta por lluvias torrenciales y posibles inundaciones en España

Una nueva borrasca afectará a la península desde este martes.
Una nueva borrasca afectará a la península desde este martes.
EL TIEMPO.ES
Una nueva borrasca afectará a la península desde este martes.
ELTIEMPO.ES / ATLAS

Después de las fuertes nevadas provocadas por el paso de la borrasca Filomena y el largo episodio de temperaturas anormalmente bajas, con registros superiores a los 25 grados bajo cero en algunos puntos de la península, las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntan a que la normalidad aún se hará esperar algunos días más.

La Aemet pronostica a partir de mañana martes la entrada de una borrasca atlántica que traerá consigo lluvias, fuerte viento y un aumento importante en las temperaturas, especialmente en el caso de las mínimas.

"El tiempo cambia radicalmente", sentencia José Antonio Maldonado, director de Meteorología de Meteored. Maldonado explica que la borrasca atlántica entrará la tarde-noche del martes en la península, ya notando sus efectos en forma de lluvia y viento en "Galicia, Asturias y el norte de Castilla y León". 

"El miércoles, las lluvias ya serán más generalizadas y habrá precipitaciones fuertes en el noroeste y en el Cantábrico, pero también lloverá mucho en zonas de Extremadura y Andalucia. En Sevilla se recogerán hasta 16 litros por metro cuadrado", destaca el meteorólogo, que prevé cielos lluviosos al menos hasta el domingo asociados a diferentes borrascas de menor. En cuanto al viento, soplará con mayor intensidad "en la vertiente atlántica y en el Cantábrico" aunque en Madrid se esperan "rachas de casi 70 kilómetros por hora", un peligro teniendo en cuenta que la nevada ha debilitado en exceso el arbolado. 

Sólo en la capital, el paso de Filomena ha dañado unos 600.000 árboles, lo que supone un tercio del arbolado de la ciudad. En los Parques Históricos, como El Retiro o la Casa de Campo, la tragedia medioambiental ha sido aún peor, afectando a entre un 60 y 70% de los ejemplares

La lluvia y el viento vendrán acompañados de una "subida de las temperaturas mínimas" que hará que entre el miércoles y el jueves desaparezca prácticamente el hielo acumulado por la nevada de la semana pasada. "Ahí es cuando podrían producirse problemas de inundaciones en el alcantarillado", advierte Maldonado, que alerta también como consecuencia del auge en los termómetros de una crecida de los ríos en zonas de montaña donde ha habido importantes nevadas, como en la "Cuenca Alta del Ebro"

Atentos a las recomendaciones de cada autonomía

Desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, organismo adscrito al Ministerio de Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska, aconsejan a los ciudadanos que extremen estos días las precauciones y que "sigan las recomendaciones que pueda dar cada Comunidad Autónoma".

Habitualmente, sin factores de riesgo añadidos como el hielo y la nieve que se han acumulado tras el paso de Filomena, los incidentes gestionados por los servicios de emergencia en situaciones de lluvia y viento similares se corresponden con caída de árboles y ramas, desperfectos o desplazamiento de mobiliario urbano y pequeños daños en infraestructuras (desprendimiento de cascotes de fachadas y cornisas, canalones sueltos, tejas con riesgo de caída, rotura de antenas o daños en ventanas y persianas, entre otros).

Una mujer pasa junto a un árbol caído por la nevada en el centro de Madrid.
Una mujer pasa junto a un árbol caído por la nevada en el centro de Madrid.
Jorge Paris

Madrid urge a limpiar imbornales y alcantarillado

La Comunidad de Madrid, una de las regiones más afectadas por el temporal de nieve, ya ha puesto en alerta a las administraciones correspondientes ante este cambio de régimen atmosférico. Carlos Novillo, director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, ha informado en un vídeo publicado en Twitter que se ha dado el aviso a "ayuntamientos y organismos" ante las previsiones de lluvias y vientos moderados para que "eliminen los elementos de riesgo en arbolado y en cornisas". 

Novillo ha explicado que es fundamental llevar a cabo trabajos de limpieza "de imbornales y alcantarillado que permitan evacuar el agua y que no genere un problema añadido a las nieves". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento