La Fiscalía Anticorrupción ha presentado este miércoles un escrito al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el que rechaza enviar el "caso Gürtel" al Tribunal Supremo, al no apreciar indicios de la implicación en el mismo de diputados, senadores o eurodiputados del PP. Es decir, de aforados (cargos públicos con protección jurídica especial) nacionales de este partido.

De esta manera, el Ministerio Público insta a Garzón a que se inhiba del caso y remita la investigación por la supuesta trama de corrupción ligada a cargos del PP a los Tribunales Superiores de Madrid y Valencia, debido a la posible existencia de altos cargos públicos de estas comunidades entre los implicados.

El ex alcalde de Boadilla se ha negado a declarar como imputado ante Garzón hasta saber qué tribunal se hará cargo del caso
La Fiscalía Anticorrupción ha respondido así al informe que le envió Garzón el pasado 24 de febrero, en el que solicitaba al Ministerio Público que se pronunciara acerca de sus competencias para seguir investigando dicha trama.

De cualquier modo, y aunque no es previsible, el juez podría acabar elevando una exposición razonada al Tribunal Supremo, ya que el informe que este miércoles le ha entregado la Fiscalía no es vinculante, han señalado fuentes jurídicas consultadas en la Audiencia Nacional.

El ex alcalde de Boadilla se niega a declarar

Horas antes, el ex alcalde de Boadilla del Monte (Madrid) , Arturo González Panero, del PP y recientemente dimitido, se ha negado a declarar como imputado ante Garzón en la Audiencia Nacional hasta saber qué tribunal se hará cargo de la investigación.

Los otros cinco imputados a los que el juez había citado este miércoles a declarar han quedado en libertad al no haber pedido las fiscales Miriam Segura y Concha Sabadell ninguna medida cautelar; entre ellos destaca ex alcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega Alonso y el empresario castellano-leonés del sector de la comunicación José Luis Ulibarri.