Pablo Puyol: "He llegado a pensar, '¿por qué me he metido yo en este lío?'"

Pablo Puyol, en el plató de 'El Desafío'.
Pablo Puyol, en el plató de 'El Desafío'.
Carlos Lopez Alvarez

Actor, bailarín y cantante, Pablo Puyol sabe lo que es trabajar duro, repetir y repetir hasta que sale bien. Por eso, y por retarse a sí mismo, El desafío, el nuevo concurso con famosos que Antena 3 estrena esta noche (22.10 h) le ha ido como anillo al dedo.

¿Cómo le propusieron concursar en El Desafío? Me llamó mi representante y me dijo que era un programa como el que hacía Pilar Rubio en El Hormiguero, pero en formato concurso. Desde el principio me atrajo mucho porque lo que hace Pilar en El Hormiguero es muy guay y te pone a hacer cosas que jamás podrías hacer. Ha cumplido mis expectativas y mucho más y creo que también va a superar las expectativas de la gente.

¿Se ha arrepentido en algún momento de haber dicho que sí? Arrepentirme nunca, pero sí hubo momentos de pensar "¿para qué me meto en estos líos con lo tranquilo que yo estaba?" Había pruebas que eran muy exigentes o que iban de algo que a mí me da mucho miedo, alturas o cosas así, pero nunca me he arrepentido. Me ha ayudado a enfrentarme a mis miedos y a vencerlos. Me gustaba ponerme en esas tesituras, luchar y tirar para adelante.

¿Se han hecho daño? En algún momento me he hecho daño, pero poco. Hay mucha seguridad, está muy medido para que no haya accidentes graves, pero algún golpe puedes darte. Lo que es seguro es que nadie va a morir (risas). Pequeños golpes suceden porque es imposible controlarlo todo, pero sabíamos que podía ocurrir y no han sido nada.

¿Y miedo ha pasado? Hay pruebas que no sé cómo se verán en televisión, pero en el plató acojonaban bastante. Eran muy emocionantes, ha habido mucha tensión y muchos nervios.

¿Se le han dado mejor las pruebas físicas o las de habilidad? De todo un poco, algunas físicas que me han ido bien y otras que no y de las de habilidad algunas en las que esperaba cagarla me han ido guay. En las que eran de duelo, contra otro concursante, también dependía mucho de cómo se le diera al compañero contra el que competías. Siempre te quedas con la cosa de que lo habías podido hacer mejor, pero así es el directo, los nervios, la presión… que a veces incluso ayudan a hacerlo mejor. Dependiendo del día eran un aliado o no.

¿Qué compañero le ha sorprendido más? A Jorge Brazález no le conocía y como persona es excelente, pero además es un competidor increíble y Kira ha sido brutal desde el principio hasta el final, su capacidad de luchar.

¿Y Ágatha Ruiz de la Prada? Ella ha tenido un papel importante dentro del espectáculo y me ha sorprendido porque era la más mayor de todos, y ella dice que nunca ha hecho deporte y hay pruebas en las que ha dado el callo muy bien. Ella tiene una actitud ante la vida y la ha llevado al programa y eso ha dado mucho espectáculo cuando salía al ruedo.

¿La disciplina del baile le ha ayudado? Sí, en algunos momentos me ha venido bien, en pruebas en las que se necesitaba mucha repetición o tener conciencia del trabajo y repetir hasta que sale bien me ha valido. Además mi conciencia del cuerpo me ha ayudado en cosas en las que había que controlar músculo a músculo. La propiocepción y el conocimiento del propio cuerpo era necesario en algunas pruebas.

¿Y la experiencia en Tu cara me suenaMe ha ayudado a saber estar en un concurso de este tipo, en el que lo importante es el show, entretener, dar espectáculo. El resultado importa, te picas, crees que lo has hecho mejor que otro… pero lo importante es que quien lo vea se entretenga, lo pase bien y se olvide de lo de fuera.

Se han picado por ganar, ¿no? Sí, pero con bastante buen rollo. Nos hemos unido mucho, pero en lo que era el programa nos picábamos, pero desde el buen rollo. Todos teníamos ganas de colaborar con nuestra ONG y tienes la media honrilla propia y te picabas.

¿Y qué tal se ha llevado con el jurado? Siempre he tenido buena relación porque ya había estado en Tu Cara Me Suena y sabes que no es fundamental, no me enfadaba cuando consideraba que me daban pocos puntos. Su trabajo es muy difícil porque todas las pruebas son distintos y tenían que valorar qué prueba era más difícil y según quién la hiciera.

¿Tolera bien la frustración? No, de hecho soy de los que luego se iba a la habitación del hotel a darle vueltas, que si tenía que haber hecho esto, o lo otro… pero también soy consciente de que la vida da para lo que da, a veces puedes trabajar las pruebas más y otras no tienes tanto tiempo.

¿No tuvo tiempo? Por suerte he compaginado esta grabación con el rodaje de una película y no he tenido tantísimo tiempo para entrenar y hubo pruebas a las que habría querido dedicarle más tiempo. La frustración la llevaba mal por no haber tenido más tiempo. Por otro lado, estaba trabajando en algo que me gusta mucho, así que se compensaba.

¿Cómo se quedaba cuando le explicaban de qué iban las pruebas? Cuando te decían de qué iba la prueba, durante el programa, a veces no te quedaba muy claro, pero luego te la explicaban en serio y decías ¿en serio tengo que hacer esto? Y pensabas "no quiero morir o no quiero hacer el ridículo de manera brutal" (risas). Pero luego te pones y ves que morir no vas a morir y que hacer el ridículo… bueno, pues algún ridículo se ha hecho (risas).

De profesión es actor, bailarín, cantante y... ¿concursante? Sí, no me importa serlo, siempre y cuando el concurso tenga razón de ser, nunca concursaría en un reality, por ejemplo, en el que fuera más importante tú como persona que tu profesión o tu personaje público. Lo que tenga que ver con lo artístico o con el show, no tengo problema, me apasiona y me divierte.

¿Hay prejuicios con lo de que un famoso haga concursos? Ya no. Y además, los concursos han cambiado también y los hay muy distintos. No es lo mismo ir a un reality en el que te expones a ser tu mismo y a situaciones en las que a mí no me gustaría estar o uno en el que haces una actividad artística, te retas o haces algo atípico o te pones en situaciones comprometidas.

¿La diferencia está en los valores? Creo que es la cuestión. En este concurso durante toda la semana preparas una prueba, te entrenas, te superas… y lo otro es simplemente existir y además se suele jugar a vender tu propia persona, dando juego con lo personal. El Desafío tiene que ver con los valores, con trabajar y esforzarse.

A qué otro concurso de ayer u hoy le gustaría ir? Me encantaría volver a Tu cara me suena. Me divertí muchísimo, era una cosa muy bonita. Y me encantaría estar en la segunda edición de El Desafío, repetiría con los ojos cerrados. De ayer... Me habría encantado ir al Un, dos, tres, porque yo era muy fan cuando era niño. Lo que me apetece hace mucho tiempo es presentar, creo que es algo que podría hacer muy bien.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento