Portugal se confinará un mes para frenar la pandemia mientras España sigue descartando la medida

El primer ministro portugués, Antonio Costa (d) y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i) durante la XXXI Cumbre Ibérica en la ciudad lusa de Guarda.
El primer ministro portugués, António Costa, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.
Juanjo Martín / EFE

El primer ministro portugués, António Costa, admitió hoy que se aplicará un confinamiento general durante al menos un mes y no 15 días como se había barajado antes, para frenar una tercera ola de la pandemia de coronavirus, que está siendo más severa que las anteriores en Portugal. Mientras que el Gobierno español descarta un confinamiento domiciliario.

Pese al incremento de la incidencia en España, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reiterado que en estos momentos no se contempla el confinamiento domiciliario de la población, sino seguir con las medidas "quirúrgicas" que ya demostraron su efectividad para "doblegar la segunda ola". "Sabemos lo que hay que hacer y estamos haciéndolo", ha zanjado.

Portugal, nuestro vecino, no piensa igual. "Las medidas deben tener un horizonte de un mes", dijo Costa a la prensa a la salida de una reunión con especialistas en Lisboa para analizar la situación epidemiológica de de Portugal tras las navidades, donde hubo "un gran consenso" sobre la necesidad de alargar las medidas más de 15 días.

Costa señaló que, ante la "fortísima dinámica de crecimiento" que vive la pandemia en Portugal, la "única forma" de frenar los contagios es un nuevo confinamiento similar al que se aplicó durante la primera ola.

No contempla cierre de colegios

Los moldes concretos de este confinamiento serán anunciados mañana miércoles, después de la reunión del consejo de ministros, aunque en los últimos días ya se ha avanzado que implicará el cierre de gran parte del comercio y los servicios y de la restauración, que sólo podrá operar para llevar o en servicio a domicilio.

El Gobierno portugués había asegurado además que, a diferencia de la primera ola, esta vez las escuelas se mantendrían abiertas. Costa matizó hoy martes que los expertos coinciden en que las clases para los menores de 12 años deben ser presenciales, pero hay argumentos diversos sobre cuál es el mejor escenario para los alumnos más mayores, por lo que están estudiando qué hacer con los cursos más altos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento