La red eléctrica barcelonesa no resiste el confinamiento y el frío

El pasado 8 de enero hubo un incendio en un edificio de la calle Robador al arder los contadores en la planta baja.
El pasado 8 de enero hubo un incendio en un edificio de la calle Robador al arder los contadores en la planta baja.
@RavalSindicat

Carme Soldevilla tiene una peluquería canina en el número 34 de la calle Sant Antoni Abad de Barcelona y este martes ha contado que está harta porque desde principios de noviembre, unos 15 días no ha podido apenas trabajar. Es una de las afectadas por los cortes de luz que sufren de forma periódica distintos barrios de la ciudad, sobre todo el Raval y Torre Baró, desde hace un mes y medio, en una época en que los ciudadanos pasan más horas en casa a causa del confinamiento por la Covid-19 y del frío, y por lo tanto, utilizan más el suministro eléctrico. Los vecinos atribuyen las averías a una red de distribución "obsoleta", mientras que el Ajuntament la considera "mal dimensionada", aunque Endesa lo niega. Este marte la alcaldesa, Ada Colau, ha movido ficha y ha enviado una carta a la compañía para que solucione el problema de forma "urgente", y otras dos al conseller de Empresa i Coneixement, Ramon Tremosa, y a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para pedir ayuda.

"No veo nada, no puedo usar la máquina eléctrica para cortarle el pelo a los perros ni el secador", ha explicado Carme. Ha dicho que los cortes de luz, de entre cuatro y seis horas, han supuesto para ella una importante "pérdida económica" porque ha tenido que anular citas a clientes y se ha quejado de que "en ningún momento" le han "indemnizado". "Muchos días he tenido la peluquería abierta sin poder hacer casi nada solo para que la gente no pensara que había cerrado el negocio", ha añadido.

Ha apuntado también que en el barrio hay "gente muy mayor afectada que no tiene posibilidad de ver la tele ni calentarse", que un chico que tiene un bar "no puede hacer cafés" y que el responsable de una tienda de alimentación "ha tenido que tirar mucha comida" por las horas en que la nevera no ha funcionado. Ante esta situación, Carme recogió "más de 300 firmas" para denunciar el problema y las entregó al Síndic de Greuges.

"Por fin el Ajuntament se digna a hacer algo", ha afirmado, por su parte, Ángel Cordero, coordinador de la Xarxa Veïnal del Raval, que ha contado que el sábado esta asociación se reunirá para planificar "acciones de protesta".

Cordero ha señalado que la red eléctrica "es muy antigua, está obsoleta", y ha reclamado a Endesa una "actuación profunda" en vez de "chapuzas" que solo solucionan los problemas momentáneamente, porque los cortes "cada vez son más y más peligrosos". En este sentido ha explicado que el pasado 8 de enero hubo un incendio en el número 21 de la calle Robador porque ardieron los contadores, centralizados en la planta baja. Los equipos de emergencia atendieron a siete personas por inhalación de humo.

Este martes, ha dicho, ha habido cortes del suministro eléctrico en la calle Riera Baixa, vía que junto a Hospital, también los sufrió ayer lunes y el domingo. Otras calles donde acostumbran a registrarse son Sant Antoni Abad, Cendra, Salvador y Príncep de Viana. "Endesa dice que las averías son porque mucha gente tiene la luz pinchada, pero es una excusa. Los vecinos pagan la luz, que aparte ha subido, y tienen derecho a ella", ha afirmado Cordero.

En la carta que Colau ha enviado a la compañía eléctrica, dirigida a su presidente, Juan Sánchez Calero, ha pedido una reunión "con la mayor brevedad posible". "No se pueden tolerar situaciones como las que vivimos, en las que existen familias que no pueden calentar sus hogares o casos extremos en los que, además, tienen a personas con una dependencia de la electricidad, por ejemplo, porque tienen que conectar aparatos sanitarios de respiración", ha alertado.

Además, ha afirmado que el problema radica en la falta de inversión y mantenimiento "estructural" y que los cortes también se dan en otras ciudades metropolitanas, coincidiendo con un incremento de la demanda de energía por el frío. "Mientras tanto su compañía, año tras año, sigue acumulando importantes beneficios", ha criticado, y ha considerado que en plena emergencia sanitaria es "gravísimo" que el acceso a un suministro básico no esté garantizado.

A Tremosa, también por carta, Colau le ha recordado que la Generalitat es la que tiene las competencias para hacer que se garantice que los ciudadanos tengan luz, y en otra misiva ha pedido a la ministra Ribera que apoye la reclamación de inversiones a Endesa.

También se ha pronunciado sobre los cortes el concejal de Emergència Climática y Transició Ecològica, Eloi Badia, que los ha atribuido a que "la red de distribución está mal dimensionada" y ha apuntado que el Ajuntament estudia emprender acciones legales. Además, ha pedido que se compense "de oficio" a los afectados.

Desde Endesa, han defendido que la red eléctrica de Cataluña se encuentra en "buen estado y dimensionada" y que se realizan "actuaciones periódicas de inspección, mantenimiento y revisión". También han asegurado que seguirán trabajando para resolver incidencias, "ya sean ocasionadas por conexiones irregulares o situaciones meteorológicas complejas" como la de los últimos días.

Problemas también en Badalona

También los vecinos de Badalona, especialmente los del barrio de Sant Roc, sufren cortes del suministro eléctrico con frecuencia. 

El alcalde, Xavier Garcia Albiol, criticó este lunes la falta de mantenimiento por parte de Endesa y calificó la red de "tercermundista". 

La Federació d’Associacions de Veïns de Badalona lamentó que la compañía esté más preocupada "por los dividendos de los accionistas" que por los clientes. Endesa atribuyó los cortes a averías "puntuales" y a sobrecargas por "conexiones irregulares" en Sant Roc.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento