Andando, en bicicleta y apoyados sobre dos muletas para ejercer su derecho al voto

  • Los vigueses acudieron a su cita con las urnas en un día que amenazaba con lluvias.
  • En la ciudad se habilitaron 63 colegios electorales.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO

Ayer no fue un domingo normal en Vigo. Desde primera hora de la mañana en las calles se veía un bullicio especial. "¿Ya has votado?" era la pregunta que más se repetía entre los vecinos que se cruzaban en su camino a las urnas.

La gran mayoría llegaron hasta uno de los 63 colegios electorales habilitados en la ciudad caminando, a pesar de que el cielo amenazaba con lluvias. Pero los hubo más originales, como un vecino del centro, que llegó hasta el Concello para ejercer su derecho al voto en bicicleta de montaña. Allí, también se vieron vecinos que, con dificultades de movimiento, se desplazaban apoyados sobre dos muletas.

Sin embargo, quienes votaron en el Concello no pudieron hacerlo acompañados de sus amigos más fieles. A diferencia de lo que ocurrió en anteriores comicios, ayer se prohibió la entrada de los perros en la lonja de praza do Rei "por ser un lugar público", según la Policía Nacional. Sorprendidos, algunos ciudadanos dejaron a sus mascotas atadas en las verjas, mientras otros se turnaban con sus familiares para acceder al edificio. Por el contrario, vecinos de otras zonas no tuvieron impedimentos a la hora de acceder a los colegios electorales acompañados de sus perros.

Las caras de admiración de los niños que acompañaron a sus padres a votar, fueron la nota dominante en el colegio del CEIP García Barbón, donde militantes del BNG mostraron su rechazo a los gritos de "presidente, presidente", con los que las juventudes del PP recibieron al candidato Alberto Núñez Feijóo.

También el candidato nacionalista, Henrique Viéitez denunció que el hombre que votó antes que el introdujo en la urna dos votos (el suyo y el de su mujer) y el presidente de la mesa "no se dio cuenta de que votaba dos veces", según Viéitez.

En el Instituto Santo Tomé de Freixeiro, dos mujeres se enfadaron al ver que, junto a su nombre en el censo figuraba la fecha de nacimiento: no querían que todos pudiesen saber su edad.

Los políticos también votaron

Como ciudadanos de a pie, varios políticos votaron en Vigo. A las 10.30 horas, en el Concello, ejerció su derecho el alcalde Abel Caballero (PSOE). Sólo un cuarto de hora después, en el mismo lugar votó Corina Porro (PP) en la mesa situada a la izquierda de la que le correspondió a Caballero. Por su parte, Santiago Domínguez (BNG) votó en Escuelas Nieto, aunque cuando estaba delante de la urna se acordó de que no había cogido papeleta. También en Vigo votó Feijóo, en el colegio García Barbón.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento