Rescatadores anónimos en 4x4, 'héroes' para sanitarios, embarazadas y policías: "Pensaban que ya nadie les iba a ayudar"

Fundación Madrina, ayudando en todoterreno en la Cañada Real.
Fundación Madrina, ayudando en todoterreno en la Cañada Real.
EFE

Filomena era, hasta hace apenas unos días, un simple nombre desconocido por la mayoría de ciudadanos españoles. Sin embargo, ahora todos ellos van a tardar una larga temporada en olvidarlo, si es que lo hacen, especialmente en Madrid, donde el desbordamiento que ha provocado el temporal ha colapsado la ciudad durante, por lo menos, todo el fin de semana.

La primera nevada cayó el jueves, a modo de aviso de lo que se venía. El viernes comenzó a nevar en Madrid y no paró hasta el día siguiente. Esto provocó que, por ejemplo, 250 autobuses de la EMT tuvieran que ser abandonados, así como una infinidad de coches, furgonetas de reparto o camiones, que se podían ver en los arcenes -y en ocasiones también en medio- de las carreteras. 

La previsión no había sido suficiente y los servicios de emergencia no daban a basto, al igual que las grúas, que recibían una llamada tras otra con la misma situación, madrileños atrapados con su coche en algún punto de la ciudad. Fue entonces cuando Daniel García Fernández, acompañado de su vecino Emilio, decidieron salir con su todoterreno 4x4, equipado para sobrevivir estos temporales de nieve, a rescatar a todas las personas que se encontrasen atrapadas, mientras retransmitía todo por su cuenta de Instagram, por si recibía algún aviso.  

Había dos grupos de personas ayudando, unos contratados para realizar estos servicios especiales y otros, como Daniel y Emilio, voluntarios. "Cuando salimos, lo primero que pensamos fue en ir a lugares lejos de la ciudad donde la gente se haya podido quedar atrapada y no pueda ir andando a ningún sitio. Por lo que fuimos a la M-40 y a la M-50, donde encontramos infinidad de coches con gente dentro", declara Daniel, visiblemente cansado tras haber terminado sus labores de ayuda a las 7 de la mañana, a 20Minutos

Iban bien equipados para el frío y llevaban además algunos sandwiches, agua, chocolate caliente y dulces, que eran siempre bien recibidos. Pero los voluntarios no ocultan los momentos emocionantes que vivieron: "Ver la reacción de familias con hijos, tirados en el arcén de la autopista y con sus coches enterrados en nieve, cuando ven que vas a rescatarles es muy bonito. Sobre todo porque se pensaban que ya nadie les iba a ayudar y muchos estaban desesperados". 

Prueba de su labor son los diversos mensajes que les han dejado como muestra de agradecimiento. "Han funcionado muy bien, a las 10.00 habíamos quedado en la estación de cercanías de Alcorcón y luego nos han llevado al Puerta de Hierro, que no tiene metro ni cercanías", declara Marta, una de las personas ayudadas por los todoterrenos. 

Telegram, el canal de coordinación de los voluntarios

La red social Telegram ha tenido una función clave en la ayuda de los voluntarios. Además de Daniel y Emilio, otros conductores de todoterrenos se ofrecieron para ayudar a personas atrapadas. El grupo se llamaba 'SOS 4x4 Rescate', que también está en Instagram, y eran en torno a 11 coches que circulaban por la ciudad. "Funcionaba bien porque teníamos siempre la ubicación compartida, y cuando recibíamos un aviso iba el que más cerca estuviera", explica Daniel. 

Durante sus numerosos rescates, se han encontrado con gente con perfiles muy diferentes, desde personas que querían quedarse a dormir en el coche a policías: "Hemos recogido a todo tipo de gente, una mujer embarazada, un hombre con tratamiento de quimioterapia, personal de ambulancias, autobuses, policías y guardias civiles... Hasta alguno que decía que el temporal iba a pasar y que se quedaba en el coche hasta que despejase". 

Sin embargo, cada vez se fueron uniendo más y más personas al grupo y terminó por ser inviable seguir adelante con él: "Llegamos a estar 7.000 personas, y con tanta gente hablando a la vez era imposible coordinarse, por lo que pasamos a grupos reducidos por zonas geográficas de Madrid, centrándonos en hospitales", explica Daniel.

Los mensajes de agradecimiento de personas rescatadas no han parado llegar. Una de ellas le escribía: "No hace falta tener capa y super poderes para ser un héroe. Gracias por una ayuda en esta maldita nieve. ¡Muchas gracias máquina!", a lo que Daniel contestó, "solo por esto vale la pena".

Los hospitales y los sanitarios, las prioridades

Desde el sábado por la tarde, cuando decidieron cerrar el gran grupo de Telegram para hacer subgrupos más pequeños, se centraron en el personal médico y los hospitales. Lo importante era ayudar y hacerlo de manera efectiva, por lo que se coordinaron con los sanitarios de los diferentes centros y fueron transportando y recogiendo tanto a profesionales como a afectados. 

"Hemos tenido que rescatar hasta a las propias ambulancias. Pero el caso más llamativo fue volviendo por Gran Vía, en plena nevada y absolutamente desierta, cuando un hombre nos vio y se puso de rodillas en medio de la carretera suplicando que le ayudáramos", cuenta Daniel.

Ahora, siguen con estas labores e intercambian mensajes con sanitarios y responsables de los hospitales, ayudando a facilitarles el acceso, pero Daniel hace un llamamiento a que no se salga en coche ni con cadenas: "Aunque creas que la carretera está bien y con cadenas puedes avanzar, no lo hagas, hemos recogido a muchísima gente que pensaba lo mismo. Y ahora con las heladas es peor, las carreteras son pistas de patinaje", advierte. Y es que las carreteras se están limpiando poco a poco y por tramos. 

La ayuda seguirá hasta recuperar la normalidad total

Aunque Daniel admite que no todo han sido buenas experiencias, ya que se han dado casos de gente que pide ayuda sin necesitarla realmente o que se niega a prestar su coche a pesar de estar perfectamente equipado, el trabajo no va terminar. Por lo menos hasta que se recupere la normalidad total y Madrid vuelva a ser la misma que antes del paso de Filomena. 

Además, han contactado con la ONG World Central Kitchen, quien ha conseguido un acuerdo con la cadena de supermercados para mayoristas Makro, que les ha cedido alimentos para llevar a las personas: "Estuvimos 3 horas recogiendo pan, jamón york, queso, etc para hacer 6.000 sandwiches que repartiremos hoy en la medida de lo posible", relata el voluntario. 

Por otro lado, Daniel cuenta que se marchará este mismo lunes a Valencia para recoger otro todoterreno y traerlo el mismo día a Madrid, para así seguir poder ayudando. "Nos quedamos sobre todo para los médicos y pacientes que tienen que dar y recibir tratamientos, porque creemos que es lo más importante", concluye Daniel.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento