Silicona, carnés vascos y gritos frente a la urna en el domingo electoral vasco

Una votante ejerce su derecho en un colegio electoral de Barakaldo.
Una votante ejerce su derecho en un colegio electoral de Barakaldo.
G. ARTAZA
La jornada electoral ha discurrido este domingo por los derroteros habituales en Euskadi: candidatos increpados, propaganda y papeletas de candidaturas ilegalizadas, documentos de identidad vascos y sin validez para votar...

El día empezó con silicona en las cerraduras de algunos colegios electorales, que ha retrasado la constitución de las mesas, la misma consecuencia sufrida en municipios como Gernika o en el barrio donostiarra de Egia, donde varias mesas no pudieron ser constituidas a la hora debida a causa de a la incomparecencia de presidentes, vocales y suplentes.

La izquierda abertzale ha querido estar presente en unas elecciones en las que la justicia les dejó fuera, y ha protagonizado la mayoría de incidentes del día. El candidato socialista, Patxi López, ha sido uno de los que más problemas ha tenido para ejercer su derecho al voto en Bilbao, al ser increpado por una veintena de simpatizantes abertzales, pancarta en mano y a gritos de "fascista" y "terrorista.

Hechos similares han sufrido también la cabeza de lista del PNV por Vizcaya, Izaskun Bilbao, y los candidatos de Ezker Batua y Aralar, Javier Madrazo y Aintzane Ezenarro, respectivamente. En consecuencia,47 personas han sido identificadas por la Ertzaintza y cinco han sido detenidas, tres de ellas por portar papeletas ilegales de D3M.

"¿Cuando votaremos con el DNI vasco"

El DNI vasco también ha estado presente en muchas de las mesas electorales. "¿Cuándo vamos a poder votar con éste?", le preguntaba un votante a la presidenta de mesa de de una de las aulas del colegio electoral del barrio barakaldés de San Vicente. En esa misma mesa, uno de los electores de avanzada edad, tras depositar su voto, ha lanzado varias proclamas a favor de la República, "y luego nos ha contado su vida", explicaba una sorprendida Esther Arconada, joven de 29 años a quien le ha tocado la presidencia de la mesa. En estos tiempos de crisis, estos comicios han suscitado la

polémica respecto las personas asignadas para trabajar en los colegios. "No entiendo por qué no les dan este trabajo
a los parados, con la cantidad que hay ahora", señalaba un maduro presidente de mesa en Getxo.

Ejerciendo el voto a pie de calle

En unas elecciones en las que la participación era una de las claves, estaba claro  quehabía que poner las cosas fáciles a aquellos que sufren mayores dificultades. Eso, no obstante, no dejó de sorprender a quien veía cómo bajaban a la calle la urna para que un discapacitado en silla de ruedas pudiera votar.

Asimismo, llamaba la atención el complicado sistema de braille con el que han votado los invidentes y discapacitados visuales.

También llamativo, pero por otro motivo ha sido la presencia de una mujer saharahui ejerciendo su derecho al voto.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento