Un activista deberá ingresar en prisión durante diez días al negarse a pagar la multa de 60 euros que un juzgado le impuso por una falta de desobediencia a la autoridad, por resistirse a bajar de una torre de pisos a la que se encaramó para protestar contra un proyecto urbanístico.

Según ha informado la Plataforma Popular contra el Plan Caufec, a la que pertenece el activista, el juzgado de instrucción número 1 de Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha decretado el ingreso en prisión del joven durante diez días, después de que no pudiera embargarle las cuentas para retirarle el importe de la multa.

El joven se encaramó en mayo de 2007 junto a otros dos miembros de la Plataforma a la fachada de un edificio de viviendas de Esplugues para protestar contra el plan urbanístico Caufec, que en su opinión constituye un atentado contra los recursos naturales de la sierra de Collserola.

Los activistas permanecieron tres días colgados de la fachada del edificio, lo que motivó que fueran denunciados por la presidenta de la comunidad de vecinos, y el juzgado condenó a cada uno de ellos a penas de multa de 60 euros que, en caso de impago, implican diez días de privación de libertad, según publica hoy el periódico El Punt.

El juzgado se ha cobrado las multas impuestas a dos de los activistas, al embargarles el dinero de las cuentas que tienen a su nombre, pero no ha podido hacerlo con el tercer condenado. Además, el joven se ha negado a sustituir el pago de la multa por su arresto domiciliario durante diez días o por trabajos en beneficio de la comunidad, ha informado en un comunicado la Plataforma Popular contra el Plan Caufec.

Por este motivo, el juzgado ha ordenado su ingreso en prisión para cumplir la pena de diez días y, si el joven no se presenta voluntariamente a la cárcel el próximo 9 de marzo, será puesto en busca y captura