Central nuclear de Vandellós II
Vista de un cartel de advertencia delante de la central nuclear de Vandellós II. Jaume Sellart / EFE

El presidente del grupo de reflexión sobre el futuro de la Unión Europea, Felipe González, reclama abrir un debate europeo sobre el tema en el marco de la política energética comunitaria y la lucha contra el cambio climático. "Se me interpretará que defiendo la energía nuclear", ha dicho.

"Se puede pensar que creo que es más razonable que otros usos, pero ese no es el problema. No estoy diciendo que se use, sino que se discuta", argumentó González durante su intervención en la conferencia de presidentes de Parlamentos europeos celebrada en la Asamblea Nacional francesa.

El ex presidente del Gobierno advirtió igualmente de que sería un error "apearse" del objetivo fijado por la Unión Europea

"Es un error dramático que no se quiera debatir de la energía nuclear, a favor o en contra, pero lo esencial es tener un debate", añadió. En su opinión, la Unión Europea no puede estar "aislada" ni "excluirse" del debate de la energía nuclear, sobre todo cuando cada vez habrá más países que recurran a este tipo de fuente energética.

Además, alertó de que hay países en Europa que retrasarán 25 años sus programas de lucha contra el cambio climático debido a esta ausencia de debate.

El ex presidente del Gobierno advirtió igualmente de que sería un error "apearse" del objetivo fijado por la Unión Europea de lograr el llamado triple 20 en 2020 (reducción del 20% de emisiones, 20% de ahorro energético y 20% de uso de renovables) ahora que el petróleo está más barato porque, a su juicio, cuando la economía mundial vuelva a crecer de nuevo al 3% nos encontraremos con otra crisis de oferta en materia energética.

En definitiva, aunque admitió que él es partidario de aplicar el principio de subsidiaridad y descargar a la UE de algunas de las competencias que podrían volver a los Estados, consideró "imprescindible" que los 27 se encaminen hacia una política energética común.

Durante su intervención, que se prolongó durante unos 45 minutos, González se refirió igualmente a la actual crisis económica internacional y pidió evitar la "tentación" de creer que una "hiperregulación exagerada" ayudará a resolver los problemas de funcionamiento de las instituciones financieras.

Para ilustrar su tesis echó mano de los consejos que Don Quijote le dio a Sancho Panza cuando éste creía que iba a gobernar la ínsula de Barataria: "Amigo Sancho: Pragmáticas, pocas y que se cumplan", rememoró González, que, en esta línea, defendió "pocas normas y que se cumplan".

Zapatero poco favorable

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado públicamente en más de una ocasión favorable a a las energías renovables frente al uso de la nuclear.  Así dos de sus promesas electorales consisten en aprobar la Ley para la movibilidad sostenible para disminuir el impacto del transporte en las emisiones de gases de efecto invernadero y la Ley sobre eficiencia energética energías renovables.

Zapatero también ha visto cómo su postura se enfrentaba en este sentido a la algunos de sus ministros, como el de Industria Miguel Sebastián. El programa electoral del PSOE de las elecciones generales dejaba muy claro su "compromiso de sustitución gradual de la energía nuclear por energías seguras, limpias y menos costosas", pero Industria se planteó durante 2008  explotar al máximo la vida útil de las centrales nucleares y sus posibilidades productivas.