Cuidados del limonero: tipos de riego, época de cultivo y poda

Brotes, flores y frutos de limón en la misma planta.
Brotes, flores y frutos de limón en la misma planta.
Wikipedia / Petar43

El limonero es una planta de exterior de hoja perenne que puede llegar a medir hasta 6 metros de altura. El atractivo de esta planta reside en sus frutos, el limón, el cítrico comestible que se cultiva en el litoral mediterráneo debido al clima.

Quien quiera plantar un limonero en su jardín debe tener en cuenta algunos cuidados y necesidades básicos para que crezca sano y fuerte y dé sus frutos llegado el momento. 

Cuidados del limonero

Lo primero que hay que saber es que el limonero, aunque es una planta de exterior, no es muy resistente al frío, por lo que la mejor época para cultivarlo es durante los meses de primavera o de otoño, cuando las temperaturas son más suaves. Su temperatura idónea de crecimiento es de entre 15 y 20ºC, por lo que en invierno se recomienda taparlo con una manda de invernaje.

Por otro lado, para decidir su ubicación, es necesario tener en cuenta que el limonero necesita luz y un nivel alto de humedad, por lo que necesitará luz solar en abundancia y un riego regular, tal y como indican desde Verdecora.

En primavera y verano, los meses de más calor y cuando el limonero se encuentra en floración (entre abril y junio), hay que regarlo cada 2 o 3 días, mientras que invierno es suficiente hacerlo una vez por semana. 

La recolección del fruto se hace entre los meses de enero y febrero, aunque dependiendo del limonero, podrá dar limones en otras épocas del año, incluso, de forma regular.

Por último, en cuanto a la poda, no es necesario hacerlo excesivamente, sobre todo, durante los primeros años de vida de la planta. Solamente hay que quitar las hojas secas que posea y despejar las del interior para que llegue la luz a todas las partes de la planta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento