Borrón y cuenta nueva para Eva González y Cayetano Rivera en 2021: olvidar su 2020 y nuevos proyectos juntos

Cayetano Rivera y Eva Gonzalez, con su hijo, a su llegada a Sevilla.
Cayetano Rivera y Eva Gonzalez, con su hijo, a su llegada a Sevilla.
GTRES

Dentro de unos días, el próximo miércoles 13 de enero, Cayetano Rivera cumplirá 44 años. En esa misma fecha, hace casi 365 días, la vida se planteaba completamente diferente para el diestro, dado que acababa de salir a la luz su infidelidad con Karelys Rodríguez, el tema (naturalmente personal, obviando la pandemia del coronavirus) que ha marcado el 2020 de una familia que estuvo a punto de desmoronarse pero que ha buscado la forma de encarar el futuro con esperanza y, después de mucho tiempo, todos juntos.

Porque tras más de un año de polémica, por fin Eva González decidió perdonar a su marido en redes sociales posando ambos junto a su hijo Cayetano para el Instagram de la presentadora. Quizá sea la prueba definitiva de que la crisis no solo ha sido sobrevivida, sino que está superada.

Repasemos ese año: tras la aparición de Karelys en la vida del matrimonio, tanto el matador como la conductora de La Voz vivieron una pesadilla, acabando el diestro 2019 acudiendo a una boda sin su esposa y comenzando el 2020 con la abogada instalada en Londres rompiendo su silencio y asegurando que salieron unos meses porque "tenían la necesidad" de hablar continuamente.

En ese instante es palpable que el amor se resquebraja, que Eva no está cómoda y que solo se centrará en su pequeño. Salen a la luz los mensajes que prueban que Karelys traicionó al torero al buscar un fotógrafo que les captase y, a raíz de ello, Eva González da contundente mensaje público: "Confío plenamente en la persona que tengo al lado".

"Las cosas caen por su propio peso. Yo estoy bien, estoy tranquila, siempre lo he estado. Yo no entro en este tipo de cosas, yo sigo con mi vida y con mi familia exactamente igual", asegura la ganadora del título Miss España 2003. Pero sus actos dicen otra cosa.

Es palpable el cisma que se vive en la casa de las afueras de Madrid en laque por entonces vivían, la ya de por sí agria relación que guardaban con los paparazzis se crispa hasta el extremo y no solo es que Eva demuestre públicamente que sus redes sociales son solo para el rey de la casa y su trabajo, sino que se disparan los rumores de divorcio cuando Cayetano Rivera, por encontrarse en un festival taurino en Aranda de Duero, no acude a uno de los momentos más especiales para González: la entrega de las Medallas de Andalucía, en la que su mujer ejercía de maestra de ceremonias.

La irritabilidad de ambos es comprensible, y se convierten en noticia por sus reacciones: Eva estalla contra los fotógrafos que les persiguen durante el Estado de Alarma mientras que el diestro tiene multitud de polémicas, desde estallar contra el Gobierno, llevándose una somanta de respuestas en Internet, hasta opinar sobre el 8-M y su influencia en la expansión del Covid-19 (recordándole sus detractores cómo va cada día el transporte público) o atacar a los animalistas.

Los meses de confinamiento tienen consecuencias en esta escalada, denunciando Cayetano desde amenazas de muerte hasta que Instagram le ha borrado una publicación. Pero también muestran algo de esperanza en la relación, pues la necesaria convivencia hace que reaparezcan en la Feria de Abril casera que se montan.

Empiezan por tanto las primeras interacciones en redes entre ambos, pero Eva sigue centrada en el pequeño Cayetano. Les une, sin embargo, una amenaza: denuncian ante la Guardia Civil que un coche les persigue. El torero, además, se enzarza en varias polémicas con otras celebrities: Sara Sálamo, Daniel Guzmán, el piloto Lewis Hamilton e Isabel Coixet arremeten contra él y su defensa de la tauromaquia.

Llega un momento crucial en sus vidas: deciden mudarse de Madrid e instalarse en Sevilla. El confinamiento ha acabado y necesitan renovar los aires y empezar de cero. Pero como si fuera imposible alejarse de los problemas, aparece de nuevo Karelys Rodríguez, que afirma que estuvo "enamorada" de Cayetano Rivera.

Para más inri, y tras un verano en el que coinciden los tres en Mallorca -aunque por supuesto sin verse-, Cayetano acabará el año perdiendo todos los puntos del carnet de conducir, mientras que Eva, que ha regresado a plató para rodar La Voz y centrarse en su trabajo, es cada vez más objeto de las estocadas de Karelys en las fechas que rodean su 40º cumpleaños.

Pero el 2020 no podía acabar con el matrimonio separado, así que hicieron acopio de fuerzas y del amor que les unió cinco años antes y celebraron su quinto aniversario con un plan romántico en el que seguro trataron la última gran polémica en la que se vio involucrado el matador: todo lo referente al apoyo que ha brindado a su hermano Kiko Rivera en referencia a Isabel Pantoja y la herencia de Cantora, opinión que comparte Eva González.

Y este 2021 como decíamos ha empezado con todos juntos y, además, tal y como adelanta Vanitatis, el matrimonio está más que enfocado a cambiar nuevamente de casa, aunque en esta ocasión no moviéndose de provincia: se irían a Sevilla capital por la facilidad de comunicación con Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento