Illa avisa de que vienen "semanas duras" y deja en manos de las comunidades las restricciones de movimiento y reuniones

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, este viernes en Moncloa.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, este viernes en Moncloa.
Secretaría de Estado de Comunicación
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha advertido que las semanas próximas serán “duras”, dado que la evolución de la pandemia del COVID-19 es “preocupante”. El ministro ha recordado la importancia de reducir la movilidad y los contactos y seguir las medidas indicadas por las comunidades autónomas. Ha subrayado que el objetivo del Gobierno es tener “más vacunados que contagiados lo antes posible”, alcanzando el 70% de personas vacunadas en verano, por lo que el ritmo de vacunación “tiene que mejorar”.

Terminada la Navidad, los datos de contagios, de hospitalizaciones e ingresos en UCI confirman desde hace días que la tercera ola ya está aquí. En este escenario, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avisado este viernes de que "vienen semanas duras" y de que la manera de volver a doblegar la curva de la pandemia es reducir los movimientos "al máximo" y los contactos sociales, algo que ha dejado de nuevo en manos de las comunidades autónomas. Cuando ya algunas están pidiendo un confinamiento domiciliario y otras muchas prevén endurecer las medidas, Illa ha insistido en que la pelota está en el tejado de las comunidades y que no ha lugar para volver al confinamiento duro de la primavera.

"Los casos van a seguir creciendo, vamos a tener unas semanas duras todavía por delante y es muy importante reducir la movilidad al máximo y los contactos y aplicar de forma estricta las restricciones de las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas", ha dicho llla en rueda de prensa junto a la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, al término del comité des seguimiento de la pandemia al que también ha asistido el presidente, Pedro Sánchez.

"El dato de ayer es un dato malo, la pandemia está evolucionando a peor en nuestro país", ha alertado Illa sobre una incidencia acumulada nacional que supera los 350 casos por cada 100.000 habitantes, superando así el umbral de la situación de "riesgo alto", con comunidades registran incidencias mayores de 400 o los 500 casos.

Preguntado por si el Gobierno central volverá a tomar las riendas sobre esta cuestión, Illa ha admitido este viernes que "es verdad que las comunidades no pueden obligar" pero se ha limitado a afirmar que "muchas empresas" están siguiendo sus recomendaciones, tal y como el Gobierno central "espera" que hagan.

Toda la responsabilidad sigue en manos de cada gobierno autonómico y también en los propios ciudadanos, ante quienes Illa y Darias no han escatimado llamamientos a la "responsabilidad". "Sabemos de la responsabilidad de la mayoría de la ciudadanía, solo con la cultura de la prevención y el cuidado lograremos doblegar la curva, lo hemos hecho y tenemos que volver a hacerlo", ha dicho la ministra de Política Territorial, que suena como sucesora de Illa en Sanidad.

Los ministros han "puesto en valor" y "apoyado" este viernes el papel de las comunidades autónomas, que como autoridades delegadas en sus respectivos territorios según el decreto vigente del estado de alarma, pueden endurecer las medidas en las que el Gobierno central cree que hay que incidir en estos momentos: reducir "al máximo" los movimientos y los contactos sociales.

Restricciones autonómicas

El confinamiento domiciliario fue la medida clave de la primera ola y las restricciones menores que tomaron las comunidades lo fueron de la segunda ola, e Illa ha insistido en estas últimas, negando así totalmente volver a lo que ocurrió en primavera.

"Las comunidades ya han anunciado una batería de medidas contundentes de acuerdo con la estrategia que nos permitió vencer la segunda ola", ha dicho el ministro, que ha querido "poner en valor las medida que están tomando las comunidades. Hay que reducir al máximo los movimientos y los contactos, son las dos claves".

Illa ha insistido en "reconocer y apoyar a la comunidades que están tomando las medidas en sus propios territorios o en parte de ellos".

Teletrabajo

Por otra parte, el Ejecutivo tampoco piensa intervenir para obligar a las empresas a que faciliten el teletrabajo a sus empleados en un momento en el que la pandemia arrecia de nuevo. Así ocurrió en la primera ola pero desde el 23 de septiembre, esta indicación decayó y solo quedó la posibilidad de que, sin capacidad para obligar, las comunidades "recomienden" a las compañías que permitan el teletrabajo.

En esta situación, el Gobierno central sigue sin querer poner en marcha la medida más dura que solo él tiene en su mano, el confinamiento domiciliario. El propósito del Gobierno central es surfear esta tercera ola como se doblegó la curva en la segunda, no como en la primera. Es decir, mediante restricciones parciales dictadas por cada comunidad, no un confinamiento en casa pilotado desde el Gobierno central.

Más vacunas y más vacunación

Entre tanta "preocupación" por la mala evolución de la pandemia, Illa ha incidido en la "buena noticia" de que la Comisión Europea va a hacer una nueva compra conjunta de 300 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, de la que España va a participar y de las que le corresponderán alrededor del 10%. Es decir, 30 millones de dosis, para inmunizar a 15 millones de personas.

Más vacunas para un proceso de inmunización en España que ha empezado con cifras mucho más bajas de las esperadas pero que Illa y Darias han confiando en que cada vez vaya tomando un mejor "ritmo".

Lejos de apuntar a las que van más lentas, ha subrayado el "esfuerzo" que todos los gobiernos autonómicos están haciendo y han insistido en la "capacidad" que tiene el sistema público de salud para poner las vacunas según vayan llegando. El objetivo del Gobierno sigue siendo que en verano haya un 70% de personas inmunes al coronavirus y que, entre tanto, que "cada vez sean más las personas vacunadas que las contagiadas", ha dicho Darias.

"Tenemos que vacunar, vacunar y vacunar, es la cuestión más determinante que tenemos por delante", ha reiterado la ministra de Política Territorial, este viernes con un discurso con aires más de Sanidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento