La cepa británica se extiende por España mientras la OMS pide reforzar la vigilancia de nuevas variantes

Una sanitaria realiza una prueba de antígenos en un CAP de Badalona (Barcelona)
Una sanitaria realiza una prueba de antígenos en un CAP de Badalona (Barcelona)
MARTA PÉREZ / EFE

La sucesión de casos de la cepa B.1.1.7 del nuevo coronavirus -más conocida como la variante británica dado que fue en el Reino Unido donde se secuenció por primera vez- por todo el mundo se ha convertido en una preocupación de primer nivel para los Gobiernos de todo el mundo menos de un mes después de que el Reino Unido anunciara al mundo su descubrimiento. España no es una excepción.

Según informó el jueves la jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), la doctora María José Sierra, en España se han detectado ya al menos 60 casos de esta nueva cepa y hay aún más muestras en estudio. Aunque la epidemióloga ha señalado que la variante en cuestión no está detrás del aumento de casos que vive el país, Sanidad está reforzando las labores de detección de esta y otras cepas del virus

Hasta ahora, se han detectado casos vinculados a la B.1.1.7 en Madrid, Cantabria, País Vasco, Comunidad Valenciana, Galicia y al menos 16 en Andalucía. El jueves, Cataluña y La Rioja anunciaron también sus primeros contagios. Pese a que los niveles de transmisión de esta cepa en España no son comparables a los del Reino Unido hay varios motivos para la preocupación.

El primero son ciertas características que hacen única a esta variante del virus. La B.1.1.7 presenta un número excepcionalmente alto de mutaciones, que se han concentran en lugares de la estructura del virus -la proteína espicular o spike- que parecen conferirle una infectividad mucho mayor que las de las variantes conocidas hasta entonces. 

La velocidad a la que se ha propagado en el Reino Unido es espeluznante. El 14 de diciembre, cuando se anunció su descubrimiento, se habían identificado 1.000 casos vinculados a ella en todo el país. Menos de un mes después, ya es la variante del virus mayoritaria en el país y amenaza con imponerse también en Dinamarca.

Por razones como estas, la OMS ha pedido a los países aumentar la vigilancia para identificar la presencia de nuevas cepas, investigar las transmisiones que se produzcan inusualmente rápido o el aumento "inesperado" de casos graves de Covid-19, e incrementar la secuenciación del virus.

Del mismo modo, ha instado a que compartan los datos para comprender "mejor" el alcance que está teniendo tanto la nueva cepa como de otras que puedan aparecer. "Estamos en una situación alarmante, lo que significa que en un corto periodo de tiempo necesitamos hacer más de lo que hemos hecho e intensificar las medidas sociales y de salud pública para aplanar la curva de contagios", ha detallado Hans Kluge, director regional para Europa de la OMS.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento