El incierto futuro del Port Vell de Barcelona, con el Imax pendiente de derribo y un Maremagnum casi desierto

  • El Moll d'Espanya pide a gritos una renovación, con los cines Imax y Maremagnum abandonados desde hace seis años.
  • El centro comercial Maremagnum negocia con Time Out para construir un mercado de gastronomía y cultura.
El Moll d'Espanya con los cines Imax al fondo, antes de su cierre en una imagen de archivo.
El Moll d'Espanya con los cines Imax al fondo, antes de su cierre en una imagen de archivo.
ACN

Hace 35 años, Barcelona ganó los primeros Juegos Olímpicos de la historia de España, los de 1992. La victoria se anunció el 17 de octubre de 1986, y la capital catalana nunca había tenido tantos ojos puestos en ella. En ese momento se puso en marcha una gran campaña de renovación bajo el eslogan “Barcelona, ponte guapa” que, entre otras cosas, nos hizo recordar que teníamos el mar ahí mismo, aunque nadie lo veía.

La mítica apertura de Barcelona al mar trajo consigo la transformación del Port Vell, una zona que históricamente estaba dedicada a la pesca, y que con motivo de los juegos se transformó en un espacio de disfrute para el ciudadano. Allí se encuentra el Moll d’Espanya, donde se construyeron equipamientos como el Aquàrium, el IMAX, el Centro Comercial Maremagnum y unos cines con el mismo nombre.

Durante varios años, el Moll d’Espanya fue un espacio habitual de paseo para turistas, familias y excursiones escolares. Ahora, no obstante, presenta un aspecto cada vez más pobre y pide a gritos su renovación. De hecho, dos de sus mayores equipamientos llevan más de seis años abandonados, mientras que la supervivencia de algún otro prende de un hilo.

Cines abandonados

El primer icono que echó el cierre fue el IMAX Port Vell. Una sala de cine en 3D que, aunque tuvo su momento de gloria, terminó pasando de moda. La de Barcelona fue la primera sala en España, construida en 1995. Le siguieron otras dos en Madrid, una en Valencia y también en Mallorca. Hoy ya no queda ninguna. El IMAX Port Vell cerró en 2014.

La propiedad y el Puerto han estado años barajando distintas propuestas para salvar las instalaciones. Entre ellas, la construcción de otro centro comercial, ampliar el Aquàrium o reconvertir el cine en teatro. Ninguna terminó de convencer, de modo que en febrero de 2020 el Puerto de Barcelona confirmó quederribará el edificio. No obstante, a día de hoy todavía no hay fecha para la demolición, según ha informado el Puerto a este diario.

Hace un año se decidió demoler el edificio del IMAX Port Vell, pero todavía no hay fecha para llevarlo a cabo
Los cines Imax antes de su cierre, en el 2011.
Los cines Imax antes de su cierre, en el 2011.
ACN

El IMAX no es la única sala de cine abandonada del Moll d’Espanya. Justo enfrente del centro comercial se levanta un edificio acristalado donde todavía se puede leer ‘Cines Maremagnum’ en letras grandes. Estos, sin embargo, cerraron en 2015.

Los Cines Maremagnum estaban gestionados por la empresa Cinesa, que no quiso renovar el contrato cuando este terminó. En su día, Cinesa argumentó que el edificio requería una gran reforma cuyo coste no estaba dispuesta a asumir. Seis años después, la instalación continúa allí, y tampoco se le ha dado ningún nuevo uso. Por su parte, fuentes del Puerto de Barcelona aseguran que todavía no se sabe qué sucederá con él.

Los cines Maremagnum de Barcelona, en una imagen de archivo.
Los cines Maremagnum de Barcelona, en una imagen de archivo.
Facebook

El Maremagnum, cada vez más vacío

Justo delante de los cines encontramos el Centro Comercial Maremagnum, cuyo futuro también es incierto. Al igual que el IMAX y el Aquàrium, se inauguró en 1995. En un principio, su oferta se centraba sobre todo en el ocio nocturno, con bares y discotecas. Pero acabó convirtiéndose en el escenario de múltiples peleas e incluso de un asesinato, de modo que tuvo que cambiar el concepto.  Así, el Maremagnum pasó a ser un equipamiento diurno, más centrado en tiendas de moda y restauración, conocido por tener todo abierto incluso los domingos. 

Hoy, el centro comercial presenta un aspecto menos atractivo. Si optamos por entrar, veremos al menos una docena de persianas bajadas. Uno de los establecimientos que decidió dejar el centro en 2020 fue el gigante H&M, que aseguró que su huida del Maremagnum no se debía precisamente a la Covid-19. “Estos cierres no están relacionados en ningún caso con la situación actual del Covid-19”, explicaron desde H&M. “Es parte natural del negocio revisar constantemente el portfolio de tiendas y seguir su evolución, lo que puede dar como resultado tanto cierres como aperturas”, argumentaron.

Así mismo, la última planta del centro está prácticamente abandonada. Y eso que fue reformada y reinaugurada en el 2012 bajo el nombre de “La Terraza”, con el objetivo de convertirlo en un espacio gastronómico con vistas al mar. 

Exterior del centro comercial Maremagnum de Barcelona, en una imagen de archivo.
Exterior del centro comercial Maremagnum de Barcelona, en una imagen de archivo.
Maremagnum

¿Qué futuro le espera al Maremagnum? Por ahora, parece que el edificio no quedará abandonado como los anteriores. A día de hoy corren noticias de que la empresa Time Out está negociando para abrir un nuevo mercado de gastronomía y cultura en la instalación que ocupa el centro comercial. 

La empresa Time Out negocia para abrir un mercado de gastronomía y cultura en el espacio del Maremagnum

De hecho, en diciembre de 2020, fuentes de Time Out aseguraban que las negociaciones estaban “avanzadas”. A día de hoy, el grupo dispone de nueve 'Time Out Markets' repartidos por el mundo. Concretamente en Nueva York, Boston, Miami, Chicago, Londres, Lisboa, Praga y Dubai. Tal vez Barcelona sea la siguiente.

Los peces sí se quedan

Pero no todo iba a ser decadencia. En el Moll d’Espanya sí hay un gran icono que sobrevivirá, parece ser, unos cuantos años más. Se trata de L'Àquàrium de Barcelona. El año pasado, el Puerto aceptó alargar doce años más la concesión a Aspeo Ocio AS, la sociedad que lo gestiona. Así, la concesión para explotar el Aquàrium finalizará en diciembre de 2039, en lugar de 2027 como estaba previsto.

L’Aquàrium de Barcelona es el centro marino más grande del mundo en cuanto a fauna del Mediterráneo. En 2020 celebró su 25 aniversario y, después de su cierre por la Covid-19, el equipamiento aseguró que durante el Estado de Alarma la actividad no se detuvo. De hecho, informaron de que las 11.000 especies que habitan en él "han mantenido su ciclo de vida intacto", y que tampoco se paró el trabajo de los biólogos y el equipo de mantenimiento, que estuvieron trabajando "con la dedicación de siempre".

Exterior de L'Àquàrium de Barcelona, en una imagen de archivo.
Exterior de L'Aquàrium de Barcelona, en una imagen de archivo.
L'Aquàrium - Cedida
Mostrar comentarios

Códigos Descuento