¿Qué consecuencias puede tener el asalto al Capitolio para Donald Trump? ¿Se le puede juzgar como responsable?

El presidente de EE UU, Donald Trump.
El presidente de EE UU, Donald Trump.
OLIVER CONTRERAS / EFE

Estados Unidos vivió el pasado miércoles 6 de enero uno de los episodios más inverosímiles de su historia democrática. Decenas de seguidores de Donald Trump decidieron entrar por la fuerza y armados en el Capitolio, para evitar que se aceptase de manera oficial la victoria de Joe Biden. Era un formalismo que el vicepresidente Mike Pence estaba dispuesto a realizar, a pesar de los mensajes amenazantes de Trump, y que finalmente se ha producido. 

Ahora, mientras multitud de expertos analistas debaten sobre si se puede calificar o no este acontecimiento como un intento de golpe de estado, se plantean diversas incógnitas. Hasta qué punto la implicación del todavía presidente Trump alentando a las masas puede llevarle a un juicio y posterior condena, o qué movimientos realizará el republicano en sus últimos 13 días de mandato son algunas de ellas. 

Carlota García Encina, investigadora principal de EE UU y relaciones Transatlánticas del Instituto Elcano, explica a 20Minutos que una de las cuestiones es si lo sucedido en Washington es "el principio o el final de un proceso", ya que a juzgar por las últimas palabras de Trump -en las que admite que Biden será presidente y habrá una "transición pacífica"- sigue con un mensaje ambiguo, "en el que manda a la gente a casa pero a la vez afirma que esto es el comienzo de una lucha para hacer América great again (grande otra vez)". 

¿Qué consecuencias puede tener para Donald Trump?

Lo acontecido este miércoles no tiene precedentes de ningún tipo. Nunca antes un presidente saliente de Estados Unidos había alentado a sus seguidores a ocupar el Capitolio para evitar la aceptación oficial de un presidente entrante, elegido democráticamente. Por ello, los juristas se encuentran ahora revisando punto por punto el código penal para conocer si se ha cometido un delito.

Para García, el presidente republicano "ha traspasado todas las líneas rojas y ahora mismo puede ser capaz de cualquier cosa". Además, recuerda que Trump "tiene numerosas causas judiciales abiertas que se reanudarán el 20 de enero cuando deje de ser presidente".

En cuanto a las consecuencias penales por lo sucedido en el Capitolio, la experta apunta que "es una incógnita porque no ha pasado nunca", pero se debe analizar "hasta qué punto hay una implicación directa del presidente, porque no ha utilizado ninguna herramienta que no sea su cuenta de Twitter". En definitiva, la incógnita es cuales son las consecuencias penales por alentar a estas masas armadas siendo el presidente, pero se puede contemplar el delito de sedición. 

Seguidores del presidente saliente de EE UU, Donald Trump, en una sala contigua a la Cámara del Senado, tras irrumpir en el Capitolio, en Washington DC.
Seguidores del presidente saliente de EE UU, Donald Trump, en una sala contigua a la Cámara del Senado con una bandera confederada, tras irrumpir en el Capitolio, en Washington DC.
JIM LO SCALZO / EFE

Desde el partido demócrata, la congresista Ilhan Omar está redactando artículos de juicio político contra Donald Trump, solicitando que sea destituido de su cargo. “No podemos permitir que permanezca en el cargo, es una cuestión de preservar nuestra República y debemos cumplir con nuestro juramento”, escribió. Poco a poco se han ido sumando voces en esta dirección, incluso del partido republicano, como el expresidente Bush, que acusan a Trump de ser el responsable directo de la violencia en el Capitolio. 

La posibilidad de utilizar los 13 días que le quedan en el poder para anular sus causas penales

Una de las alternativas que le quedan a Trump mientras apura sus días en La Casa Blanca es la de otorgarse o que le otorguen el perdón, que implica que se eliminen todas las causas judiciales abiertas. "En los últimos días ha dado el perdón a muchos de sus allegados", relata García, "y una de las posibilidades para que Trump lo logre es dimitir, nombrar a Pence como presidente y que este le otorgue el perdón".  

De esta manera, el presidente republicano quedaría exento de todos sus delitos y causas abiertas, incluyendo el posible delito de sedición, pero podría llevar de la mano un desgaste de su partido muy grande, por lo que la decisión tiene un peso trascendental. 

Además, otra opción que podría manejar es la de no dimitir de presidente y concederse a si mismo el perdón, algo que nunca en la historia se ha hecho y que pondría de manifiesto hasta donde está dispuesto a llegar el multimillonario.

Aplicar la enmienda 25 para destituir a Trump del cargo

Una de las opciones que se están barajando actualmente es la de aplicar la enmienda 25 de la Constitución para destituir a Trump del cargo de presidente. Se contempla la posibilidad de que el vicepresidente y una mayoría de ministros del gabinete presenten una declaración escrita en la que declaren la incapacidad del mandatario para desempeñar sus funciones sin necesidad de votación y por el que se traspase el poder inmediatamente al vicepresidente, en este caso Mike Pence. 

Seguidores del presidente saliente de EE UU, Donald Trump, en el interior del Capitolio, en Washington DC.
Seguidores del presidente saliente de EE UU, Donald Trump, en el interior del Capitolio, en Washington DC.
JIM LO SCALZO / EFE

Según algunos medios locales, esta opción se estaría contemplando, pero hay muchas dudas sobre qué efecto podría tener. La experta explica que "podría implicar echar más gasolina al fuego" y que las protestas aumenten, sobre todo ante el incierto futuro que tiene por delante el país y los improvisados movimientos que puede hacer Trump con sus seguidores. 

La incógnita de como entraron tantas personas tan fácilmente en el Capitolio

Una de las características principales de un país como Estados Unidos es el nivel de seguridad y protocolo que tienen a lo largo y ancho del país. Sin embargo, decenas de seguidores de Trump lograron entrar al Capitolio de una manera sorprendentemente fácil y durante varias horas. "Uno de los argumentos que se está utilizando es que si hubieran sido protestas de Black Lives Matter se les hubiese desalojado en cuestión de segundos y de otra forma", explica García. 

Sin duda este suceso "requiere una investigación, para saber qué ha pasado con la policía del Capitolio, pero es absolutamente inconcebible la facilidad con la llegaron a entrar y quedarse durante horas". Por último, recalca la experta que habrá "consecuencias seguro, como mínimo a nivel de policía o de seguridad".    

Por último, los 13 días finales de Trump como presidente apuntan a que serán definitivos para el futuro del país y dificulta aún más la labor de su sucesor Biden, que asumirá el cargo el 20 de enero. La polarización de los ciudadanos es enorme y tiene el reto de volver a unir al país, todo ello con una pandemia mundial de por medio y su consecuente crisis económica. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento