La comunidad empresarial internacional es más optimista sobre la recuperación que el Banco Mundial

  • El Banco Mundial prevé una tasa de crecimiento del PIB del 4,2 % para la economía global en 2021.
La sede del Banco Mundial, en Washington, EE UU.
La sede del Banco Mundial, en Washington, EE UU.
EFE

La comunidad empresarial global muestra un mayor optimismo que el Banco Mundial en la recuperación económica para este 2021 tras la pandemia, según una encuesta de la Plataforma Comercial Global (GCP en inglés).

Aunque el Banco Mundial prevé una tasa de crecimiento del PIB del 4,2 % para la economía global en 2021, los encuestados del GCP, que reúne a las 16 principales organizaciones de Cámaras de comercio nacionales y trasnacionales a nivel mundial, manifestaron “más confianza” en su estimación.

En concreto, los miembros de la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria Europeas (Eurochambres) son más optimistas para el crecimiento de la Unión Europea (UE).

“Cuando en 2019 se les preguntó, proyectaron un PIB menor que el Banco Mundial, mientras que la tasa es ligeramente más positiva para el 2021, lo que apunta a una sólida recuperación de la economía de la UE para el próximo año”, señala la encuesta.

A pesar del optimismo por la recuperación económica prevista para este nuevo año, el GCP reconoce que el crecimiento “no será suficiente para recuperar las asombrosas pérdidas causadas por la covid-19”.

Por tanto, las estimaciones de la comunidad empresarial parecen apuntar a “una recuperación global más gradual”, en la que las consecuencias de la crisis sanitaria “se sentirán en los próximos años”.

Un optimismo que, según contó a Efe el presidente de Eurochambres, Christoph Leitl, depende de que se cumplan tres condiciones: “el aumento de las demandas de consumo, la innovación y las plataformas internacionales empresariales y gubernamentales”.

Sin embargo, la falta de previsibilidad en el panorama económico y político, la incertidumbre que rodea el desarrollo del virus o las persistentes restricciones a viajar son vistas como “importantes obstáculos” para la plena recuperación mundial.

Sorprendentemente, la plataforma indica que la incertidumbre que rodeaba la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido tras el Brexit, antes de sellar un acuerdo comercial el pasado 24 de diciembre, “no ha tenido un impacto significativo en las inversiones”.

La única excepción que sí detectó una disminución de las mismas fue la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la India.

Respecto a los desafíos clave para la economía global este año, destaca el desempleo como la preocupación más apremiante y urgente a abordar, superando de lejos cualquier otro reto señalado en la encuesta.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que en el segundo trimestre de 2020 se perdieron un total de 495 millones de empleos, lo que provocó pérdidas sustanciales en los ingresos laborales.

Por tanto, “el aumento de la demanda de los consumidores y la reincorporación de las personas al empleo serán cruciales para una recuperación económica rápida y sostenible”, señala el informe.

Al par le siguen las continuas preocupaciones sobre el proteccionismo, que tradicionalmente ocupa el primer puesto de la encuesta, así como el acceso a los mercados extranjeros.

En cuanto a la lucha frente al proteccionismo, la plataforma defiende un mejor uso de empresas internacionales y plataformas gubernamentales para aumentar la transparencia y su vigilancia.

El tercer desafío resaltado por los encuestados es el surgimiento de futuras crisis fiscales y el endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.

Sobre las medidas adoptadas por los Estados, los encuestados coinciden en que sus respectivos gobiernos aplicaron medidas eficaces en su país y la mayoría consideró que estas se habían aplicado rápidamente.

A juicio del GCP, para ayudar a salir de la crisis a los negocios, especialmente a las pymes, se debe crear un entorno favorable para atraer inversiones, mejorar las aptitudes de la fuerza de trabajo y promover la innovación, la investigación y el desarrollo.

Asimismo, para apoyar a las empresas se debe apostar por una rápida implementación de paquetes de ayuda financiera para los empleados despedidos y las pequeñas empresas, así como la congelación de los impuestos y otras obligaciones de pago

Mostrar comentarios

Códigos Descuento