Admiten una querella de 19 familiares contra seis residencias y la Comunidad de Madrid por homicidio imprudente

  • Demandan a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y a los directores de diez residencias
Una residente de la Residencia de Mayores Pablo Neruda (C/ Santa Clara, 1, Ciempozuelos, Madrid) escucha la actuación musical de las periodistas y cantantes Candela Palazón y Celia Blanco durante el "Día de los Mayores", una celebración convocada por la Asociación de Víctimas del COVID-19. En Ciempozuelos, Madrid (España) a 28 de junio de 2020. Durante este día se reparten también regalos benéficos en las residencias en lotes de productos. 28 JUNIO 2020 MAYORES;ANCIANOS;CORONAVIRUS;MASCARILLAS 28/6/2020
Una mujer en una residencia de mayores.
Jesús Hellín / Europa Press

El Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid ha admitido a trámite la querella de 19 familiares contra seis residencias de ancianos madrileñas y les ha citado para ratificarla los próximos 19 y 20 de enero.

Estos 26 familiares se querellaron, así, contra las residencias de Manoteras, Aralia Isabel La Católica, Aralia Ensanche de Vallecas, el centro integrado municipal Margarita Retuerto, Ballesol Pasillo Verde y DomusVi Mirasierra.

Una querella colectiva interpuesta a través del movimiento Marea de Residencias el pasado 11 de mayo y que se dirige contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y contra los directores de diez residencias .

Los familiares les consideran responsables de presuntos delitos de homicidio imprudente, de lesiones imprudentes, de omisión del deber de socorro y de prevaricación por su gestión durante el primer estado de alarma por la pandemia de coronavirus.

Esta denuncia se amplió el 26 de mayo contra el consejero de Justicia e Interior, Enrique López, y dos días después se aportó el protocolo que establecía los criterios de exclusión de derivación a hospitalaria.

El pasado 14 de diciembre, otro juzgado de instrucción Madrid, el número 50, imputó a la directora de una residencia de la capital, la Gran Residencia, por un presunto delito de homicidio por la muerte de una anciana con coronavirus que no fue derivada a un hospital.

Cuando se interpuso en mayo la querella de los familiares agrupados en Marea de Residencias, ésta recayó en el Juzgado de Instrucción 39 de Madrid, que la remitió al Tribunal Supremo al estar aforada la presidenta regional.

El Supremo devolvió el caso al juzgado solicitando un informe motivado sobre los indicios de delito, para, en su caso, derivar el caso al Supremo o al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) al estar denunciados Díaz Ayuso y dos consejeros.

Entonces, el Juzgado de Instrucción número 39 se hizo cargo de uno de los casos denunciados, pero envió el resto al Decanato para su reparto, que ha recurrido esta decisión porque se trata de casos "muy parecidos", según el abogado del colectivo.

Tras ese reparto, el caso del centro Gran Residencia recayó en el Juzgado de Instrucción número 50, que acordó la imputación de la directora, mientras que el de los 19 familiares contra esas seis residencias se ha quedado en el 39.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento