Entrevista | Nathy Peluso: "Forma parte de mis raíces el abanderar un cuerpo natural"

  • La artista argentina afincada en Barcelona revienta las redes sociales con su último 'hit' tras su exitoso disco 'Calambre'.
Nathy Peluso.
Nathy Peluso.
JORGE PARÍS
Nathy Peluso.
Jorge París

Tras el éxito de Calambre, el último disco de Nathy Peluso, que mezcla estilos como el rap, la salsa o el tango, la argentina revienta ahora las redes sociales, donde anidan los jóvenes que siguen en masa a este tipo de artistas inclasificables, con Bzrp Music Sessions #36, un tema junto a Bizarrap que ya es todo un fenómeno viral en TikTok y que ha llenado la plataforma de más de 50 millones de vídeos.

Menuda locura con TikTok, ¿no? ¿Se esperaba esta repercusión? Nunca espero nada, porque prefiero sorprenderme. Y, realmente, ha sido una sorpresa muy grata. Ha sido un año muy duro y congregar esta energía de disfrute, de alegría... me pone muy contenta.

¿Esos números no dan vértigo? ¡Qué locura! La verdad es que me entra mucha alegría y me dan ganas de seguir adelante. Sabía que iba a ser algo importante, pero me ha sorprendido.

Dice que sabía que arrasaría. ¿Se hace ahora música para que sea hit y funcione? No hago música con pretensiones más allá de hacer algo que sienta, que me mueva. Y, después, inevitablemente, te das cuenta de lo que el público necesita y entonces se establece el diálogo. Pero no hago música para vender, la verdad. ¿Que se vende y se consume? Yo encantada. Pero para mí la música es algo tan valioso que no pienso en venderla o comercializarla. Pienso en disfrutarla y en hacer algo que me mueva los cimientos.

¿Qué mensaje quiere dar con "este culo es natural, no plastic"? Si te soy sincera, tampoco pensé en un mensaje concreto. Todo fue improvisación e intuición. Forma parte de mis raíces el abanderar un cuerpo natural. Me encanta. Y me gusta lo que va más allá de eso. Ya no solo hablar de lo corporal, sino de lo que una mueve. Intento hacer una música de corazón, que diga mi verdad y que no sea plástica. Obviamente también está el factor funny, me gusta mucho ser irónica, jugar con el doble sentido, reírme de mí misma y de la sexualidad. Siempre tiene un doble sentido [risas].

"No hago música para vender"

¿Está de moda el perreo? ¡Está de moda desde que tengo cinco años, mi amor! Me acuerdo que yendo a la escuela ya perreaba a Daddy Yankee con mis amigas. El perreo siempre ha estado vibrando entre nosotros, en nuestra generación. tampoco esta es una canción que tenga reguetón, pero siento que mover el cuerpo hasta abajo es ahora necesario. ¡Estamos muy tristes! Se trataba de lanzar un mensaje que tuviera contenido y que, a la vez, activara a la gente y fuera 'disfrutón'. Hubo mucha seriedad este en 2020.

En Calambre, su disco, se nota ese llamamiento a ser libres, sensuales, empoderadas… Es un disco que trata de las pasiones de todo tipo: sexuales, sensuales, de dolor... Y hay diversas temáticas, unas más fantasiosas y otras más reales que he vivido en carne propia, pero todas van de la mano de la garra, de la fuerza, que es lo que a mí me representa y lo que quiero contagiar en la gente que me escucha.

Forma parte de esa hornada de mujeres empoderadas. ¿Ya está aquí el cambio? El momento de la mujer ha sido siempre, lo que pasa es que quizá no nos dábamos cuenta. Es importante lo que está sucediendo, porque ahora se nos escucha. Estoy muy agradecida de formar parte de eso que para mí es normal. Contenta de poder acompañar, inspirar y aprender como mujer y de la mujer. Es muy inspirador cruzar todo ese mar de situaciones que se presentan siendo mujer en esta industria [la musical], que me enseñan mucho y me hacen más fuerte.

"El momento de la mujer ha sido siempre, lo que pasa es que quizá no nos dábamos cuenta"

Y en la industria musical, ¿algo está cambiando? Yo tengo 25 años, así que tampoco es que tenga una carrera de 30 y pueda comparar. Sinceramente, creo que evolucionamos gracias a la cantidad de mujeres que han preparado el terreno para nosotras. Nuestra tarea, consciente o inconscientemente, es hacer lo mismo para las venideras. Hay que seguir dando ejemplo y trabajar porque haya amor, respeto e igualdad. Es interesante lo que sucede.

¿Qué opina de los que acusan a la mujer de doble moral, que defiende una cosa por un lado, pero luego escucha o tiene gustos musicales que, se supone, la denigran? Es muy complicado, porque hay tantos colores, tantas maneras de decodificar los mensajes... Yo siento que cada una es libre de hacer lo que quiera. Esa generalidades o maneras de opinar de los gustos de una persona me parecen reduccionistas. Yo no me meto ahí. Yo me hago cargo de lo que yo hago y puedo provocar en los demás. No soy dueña de la libertad de las otras mujeres, cada una hace lo que quiere.

Nathy Peluso.
Nathy Peluso.
JORGE PARÍS

¿Por qué se la define como una artista inclasificable? ¡Yo no lo dije! [risas]. Puede ser porque realmente mi pasión es investigar alrededor de todos los géneros que me mueven, de estudiar la música en su totalidad y dejarme atravesar e inspirar por todos ellos. Al jugar con tantas ramas diferentes de la música quizá cueste clasificarme. Me gusta trabajar con el soul o el rap a la vez que con la salsa, el merengue, el tango o el folclore. Siento que es una virtud de la que me puedo valer para disfrutar de la música y poder acercar a mi gente todo eso que a mí me vuelve loca y que habitualmente quizá el público no lo consuma. Lo que menos me importa es ser inclasificable. Al contrario, creo que es uno de los mejores piropos que me pueden decir.

Es, junto a Rosalía, La Zowi y Bad Gyal, referente femenino de la moda ratchet entre la juventud, un estilo callejero que reivindica el glamur del barrio. ¿Se ve así? Ojalá, pero no es mi pretensión tampoco. Siento que es inevitable cuando una persona está expuesta y hace algo que consume la gente y da un mensaje. La música es muy influyente, tiene mucho poder en una persona. Inevitablemente, estás aportando algo a esa persona, la haces pensar, reflexionar, sentir. En ese sentido sí que eres un referente, y para mí es un honor acompañar y también aprender de mi público. El arte es un diálogo constante de dar y de recibir de tu público, de nutrirse ambos.

"Lo que menos me importa es ser inclasificable. Al contrario, creo que es uno de los mejores piropos que me pueden decir"

¿Qué buscan las nuevas generaciones en estrellas como usted? Eso solo lo sabe ellas. Ojalá que busquen sinceridad. Mi búsqueda como artista es hacia eso que los ayude a construir cosas más sanas. La música marca épocas, marca sociedades. Si como artista puedo poner mi granito de arena para construir una música más humana, para mí sería un orgullo.

Usted dice que crea un personaje. ¿Dedica mucho tiempo a ello? El personaje sale solo, y salen muchos. Dependiendo de cada estado anímico, de lo que digo. Es muy interesante histrionizar esas cualidades que forman parte de mí, pero llevarlas a la ironía, a reírme de mí misma y a hacer cosas que habitualmente no nos atrevemos. Se trata de ofrecer un diálogo distinto. Además, yo, como personaje, me divierto. Si siempre fuera lo mismo llegaría un punto en el que me aburriría. No es lo que los construya en mi casa, sino que sale de forma sola, de manera natural. La manera de cantar, de vestirme, la energía que me dé un escenario... Todo es crucial para construir un personaje.

"Hay otras cosas que quizá me fallen, pero la seguridad no"

¿Es tan segura como aparenta o dice ser? Yo creo que sí. Estoy hablando contigo y lo hago de una forma muy natural y también muy segura. Hay otras cosas que quizá sí me fallen, pero la seguridad no [risas].

¿Eso da miedo al que está enfrente? La seguridad a veces asusta, pero es algo que sabemos y las personas que la tenemos sabemos que es parte del juego. A veces es incómodo, porque provoca inestabilidad, pero uno no puede de dejar de ser cómo es porque al otro le incomode. A veces la seguridad y el amor propio se puede confundir con la soberbia o con ser creída. Y para nada. Yo sé que tengo todos mis defectos y tengo mucho que aprender, pero tengo la seguridad de que, lo que hago, lo sé hacer bien.

Viene de familia humilde y se lo tuvo que currar mucho. ¿Saben mejor así los éxitos? Sin duda. Me he hecho una mujer fuerte, valiente, decidida y con las cosas clarísimas. Nadie me mueve de mi lugar. Yo sé lo que es no tenerlo, así que ahora sí que lo tengo te hace apreciarlo más. Te hace ser consciente de lo que has conseguido porque te costó, y, para mí, eso es el mejor sabor de boca.

"Me he hecho una mujer fuerte, valiente, decidida y con las cosas clarísimas. Nadie me mueve de mi lugar"

Sin embargo, siempre tuvo claro que triunfaría. ¿Se arrepiente o siente vergüenza de algo que haya tenido que hacer? Arrepentirme no, pero sí es verdad que, cuando creces de cara al público, hay cosas o errores que una no puede borrar porque está documentado. Pero es hasta hermoso, porque se ve cómo evoluciona una artista. Me gustaría que ciertas cosas no hubiesen ocurrido, pero forman parte de mi aprendizaje como artista, y eso es importante.

Estuvo a punto de ganar un Grammy Latino. Hay quien dice que debería haberlo ganado… Las nominaciones que yo compartía me parecían muy justas. No dependía de mí, así que son el simple hecho de estar nominada y de tener la oportunidad de tocar con uno de mis ídolos para mí es el mayor premio que podía tener. Hay mucha carrera para ganar premios.

NAThY PELUSO

  • Nathy Peluso es una cantante y compositora argentina de 26 años que fusiona varios géneros dentro de su música. En 2004, con 9 años, emigra con su familia a España y, con 16, empieza a trabajar en hoteles y restaurantes interpretando clásicos de Sinatra o Simone. En 2017 edita su primer recopilatorio, 'Esmeralda', y un año después lanza 'La sandunguera', tema que la lanza directamente al estrellato.

¿Qué es lo más bestia que ha hecho o le ha pedido el público en concierto? [Piensa unos segundos] Hubo una época en la que me tiraba al público porque quería vivir esa experiencia, pero cuando ya evolucioné y empecé a tocar para un público más masivo, tuve que dejar de hacerlo porque te arrancan todo [risas]. Así que tuve la suerte de empezar desde abajo y tener mi momento under, en salas de 2.000 o 3.000 personas.

¿Cierra las puertas a otras artes que ya ha hecho, como escribir, diseñar, modelar...? No me aparto de absolutamente nada. Estoy abierta, pero siempre de la mano de la música. Todo puede convivir en mi propuesta y, de hecho, encabezo toda la parte creativa de mi carrera. Me encanta el fashion, diseñar, dirigir, actuar.. ¡Todo! No me limito a nada, soy joven y tengo tiempo de experimentar un montón de cosas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento