La ATA vaticina un primer trimestre "malo para el empleo" y exige el acceso al cese de actividad para autónomos

  • “Concluimos el año 2020 que ha sido un año horrible para el empleo”, asegura el presidente de la ATA
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, en una foto de archivo.
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, en una foto de archivo.
María José López

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha vaticinado este martes un primer trimestre “malo para el empleo” tras cerrar un 2020 “horrible”, y supeditó el apoyo de la ATA al Gobierno a la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social a autónomos con mermas de actividad, además de permitirles cobrar la prestación por cese de actividad aunque no lo pidieran en mayo.

“Concluimos el año 2020 que ha sido un año horrible para el empleo”, subrayó en una entrevista para RNE. Así como detalló que hay “menos empresa, menos autónomo”, “con más parados y con menos empleo”, aunque también reconoció que, “por suerte”, hay 750.00 trabajadores con el empleo suspendido gracias a los ERTE y 350.000 autónomos que están cobrando el cese de actividad y permitiéndole que estén compatibilizarlo el alta en Seguridad Social.

Todo ello, después de que se concociera que el paro aumentó en 724.532 personas durante el pasado ejercicio, su mayor repunte desde el 2019, y la Seguridad Social perdió 360.105 afiliados, por lo que el número de ocupados desciende hasta las 19.048.443 personas.

El presidente de ATA calificó de “escalofriante” el dato, adelantando que “desgraciadamente el primer trimestre de este año será también un trimestre malo para el empleo”, lo que hace “importante” que, “cuanto antes”, se pase a “acordar una hoja de ruta que permita seguir amortiguando la caída de empleo y la pérdida de autónomos gracias a los mecanismos que se han puesto en marcha” y que “han funcionado”.

En concreto, mostró su confianza en que se llegue a un acuerdo para prorrogar los ERTE, algo que precisamente volverán a analizar sindicatos, empresarios y Gobierno el próximo viernes dado que vencen el próximo día 31 de este mes. 

“Aquí hay dos aspectos muy claros: o se prorrogan los ERTE atendiendo a las dificultades que están teniendo los sectores y se exoneran las cotizaciones a la Seguridad Social o en lugar de tener 755.000 personas que tienen el empleo suspendido, las personas pasarían muchas de ellas a engrosar las cifras del paro”, alertó.

Amor conminó a “no olvidar” que las empresas y autónomos “llevan 10 meses de pandemias muy complicados donde la liquidez cada vez es menor, donde el agotamiento económico y financiero es cada vez mayor”. Subrayando que cree "que el Gobierno tiene que estar a la altura de las circunstancias”, en clave de demanda para el colectivo de autónomos. 

“Los autónomos no cierran porque quieren. No reducen su actividad porque quiere. Lo hacen por orden administrativa y por tanto, tiene que haber una indemnización”, explicó.

La segunda condición que impone este representante es que aquellos autónomos que no cobraron la prestación por cese de actividad entre marzo y junio del año 2020 puedan ahora acceder. “Eso me parece que es una absoluta discriminación a muchos autónomos que en esos meses no cesaron su actividad o no tuvieron restricciones” y ahora la tienen, juzgó.

En contra de la idea de que las empresas y autónomos prefieren ajustar plantillas, aseguró que “cuando un empresario, un autónomo, tiene que despedir es un fracaso” y “ninguno tiene en su ADN despedir”, aunque “hay veces que no queda otro remedio”. “Cuando no se tiene para pagar las nóminas y seguros sociales, pues no queda más remedio que tener que despedir”, explicó, subrayando que el dato que mejor refleja esto es que haya 750.000 empleados en ERTE en lugar de haber sido despedidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento