La Lotería de ‘El Niño’ llega más fuerte que nunca: consejos de cara a Hacienda para cobrar los premios

  • La exención de los primeros 40.000 euros deja libres de impuestos a los décimos a partir del tercer premio.
Una mujer comprando un boleto de la Lotería del Niño.
Una mujer comprando un boleto de la Lotería del Niño.
Eduardo Parra - Europa Press

Empezar un nuevo año con un dinero extra nunca está mal, y si se habla del 2021 mejor que mejor. Si la suerte no te acompañó con el Gordo de la Lotería, la de ‘El Niño’ está a la vuelta de la esquina y este año viene más agraciada que nunca.

En el sorteo de ‘El Niño’ se repartirán un total de 700 millones de euros, de acuerdo a los datos facilitados por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae). El mínimo exento de pagar impuestos pasa, al igual que en Lotería de Navidad, de 20.000 a 40.000. El resto del premio tributa al 20%. Así, en la práctica, solo se paga impuestos por los dos primeros premios.

El primer premio, agraciado con 200.000, quedará libre de impuestos en 168.000 euros. Mientras que el segundo premio, de 75.000, quedará en 68.000 tras pasar por el fisco. El tercero premio, consistente en 25.000 euros queda libre de pagar impuestos por lo que los afortunados que lo reciban ingresarán el importe íntegro.

Si el premio es superior a los 40.000 euros y es compartido por varios, cada uno de ellos deben pagar a Hacienda el 20% de su participación, pese a que ésta sea inferior a esta cifra, ya que el gravamen se exige para todos los premios que la superen, sin importar cómo y cuánto esté participado.

Qué hacer con el dinero

Si finalmente resultas agraciado con un décimo premiado, lo primero que aconseja Vicente Varó, director de comunicación de Finect, es “tener la cabeza fría, dejar reposar el dinero en el bolsillo y después tomar decisiones sobre el porcentaje que queremos gastar y, a partir de ahí, destinar el resto a ahorrar e invertir”.

“Cada uno tiene una situación completamente distinta y lo mejor es analizarlo en detalle uno a uno. Dicho esto desde Micappital siempre somos partidarios de utilizarlo lo primero para tapar agujeros y tratar de solventar todas las deudas que podamos tener”, señala Borja Nieto, cofundador de la fintech. Por ejemplo si tenemos una hipoteca que se puede cancelar, no hay mejor momento. Eso sí, siempre se debe estudiar el tipo de interés porque si es muy bajo puede merecer más la pena buscar rentabilidad para esos ahorros, pero, tal y como señala Nieto, siempre y cuando no se necesite el dinero en el corto plazo. Si por el contrario, el tipo de interés del préstamo es alto este puede ser un excelente momento para renegociarlo con la entidad.

2020 ha sido muy complicado tanto a nivel sanitario como a nivel social pero finalmente no ha acabado mal para los mercados. Los fondos de inversión españoles han terminado el año con rentabilidad positiva y con suscripciones de 500 millones. De cara a 2021, en Micappital, son partidarios de seguir con la misma estrategia. Un plan para cada uno con un enfoque global, pero no sólo diversificado a nivel geográfico sino también por tipo de activo. “Una vez que analizamos que parte del patrimonio, no voy a necesitar a corto plazo y conocemos nuestro perfil de riesgo ajustaríamos un plan a medida. En líneas generales en la parte con más renta variable de la cartera optamos por Estados Unidos, Europa y una parte cada vez más elevada en Asia, y siempre a largo plazo.”, descifra.

Invertir en vivienda es otra opción más dentro de las opciones de inversión. Antes de optar por ella, lo primero es preguntarse si es para vivir o como una segunda vivienda para invertir. En el segundo caso, Nieto solo aconseja hacerlo en caso de que tengas una cartera financiera potente creada, que pueda aportar liquidez en momentos más complicados. “A pesar de estar muy extendido, ser capaz de vender tu vivienda rápido en malos momentos de mercado es muy complicado y por eso solo preferimos recomendar invertir en vivienda para casos muy concretos”, advierte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento