Sharapova, la bendecida

María Sharapova, tiene razones de sobra para dar gracias al cielo. Además de encabezar el ranking de tenistas femininas con tan sólo 18 años, se ha convertido en la nueva princesa de las pistas, desbancando a su compatriota, la también rusa Anna Kurnikova. Con ella comparte piernas interminables, melena platino y una amplia cartera de contratos publicitarios que le proporcionan el 90 por ciento de sus ingresos.
Sharapova lanza un beso tras ganar un partido en Flushing Meadows (Reuters).
Sharapova lanza un beso tras ganar un partido en Flushing Meadows (Reuters).
Reuters

Es imagen de Rexona, Tag Hauer y ha sacado su propia colección ropa y perfume: 'María Sharapova', con toques florales. ¡Qué tiemblen las modelos profesionales porque no tienen nada que envidiarles!: la revista económica Forbes la situa entre los 50 ciudadanos rusos más influyentes y rusos.

En este caso da gracias por conseguir estar por primera vez en las semifinales del Abierto de Estados Unidos tras vencer a Nadia Petrova a fuerza de buen juego y sus ya míticos y perturbadores gritos.

Guapa, rica y llena de éxito, ni siquiera en el amor le va mal. Esta saliendo con el también tenista Andy Roddick, el chico malo del tenis masculino. Más morbo imposible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento