Los Mossos permiten que siga una 'rave' ilegal de Nochevieja con 200 personas y tras 21 horas... para "evitar incidentes"

Imagen de asistentes a la rave de Llinars
Imagen de asistentes a la rave de Llinars
ACN

Los Mossos d'Esquadra no tenían previsto desalojar este viernes por la tarde a las más de 200 personas de varias nacionalidades que llevaban más de 21 horas en una fiesta rave ilegal para celebrar la Nochevieja y el año nuevo en una nave del municipio barcelonés de Llinars del Vallès, suceso por el que ya habían sido denunciados cuatro participantes.

Fuentes de los Mossos explicaron a Efe que en el entorno de la nave había aparcados unos 200 vehículos, y que la policía catalana, "por criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad", había decidido esperar a que los asistentes a esta fiesta ilegal saliesen por su propia voluntad y evitar con ello "graves incidentes".

La nave estaba custodiaba por efectivos de la policía local de Llinars y efectivos de los Mossos de las unidades de seguridad ciudadana, antidisturbios ARRO y tráfico.

La decisión de no desalojar la nave se tomó "para evitar desórdenes y que la gente pueda acabar dañada", agregaron las fuentes.

Las mismas fuentes explicaron que cada vez que uno de los asistentes a la fiesta abandonaba la nave se le identificaba y se tramitaba la correspondiente denuncia", entre otras cosas por asistir a una fiesta prohibida de acuerdo con las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

La fiesta fue denunciada por los vecinos de la zona sobre las 21 horas del jueves y, según estos mismos vecinos, estaba previsto que se alargase hasta el 4 de enero. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento