La foca gris 'Rube' se recupera en el Instituto de Formación en Acuicultura tras quedar atrapado en un aparejo de pesca

El Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa), de A Illa, acoge desde este martes a la foca gris 'Rube', que se recupera de sus lesiones tras quedar atrapado en el aparejo de un barco de pesca.

Esta acción forma parte de la colaboración que viene manteniendo desde el año 2003 la Xunta, a través de la Consellería de Medio Ambiente, con la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma), para la recuperación de ejemplares estas especies que llegan a las costas gallegas en mal estado o heridos.

Rube quedó atrapado el pasado 17 de noviembre en el palangrillo de un barco en la ría de Cedeira y fue trasladado a la UCI de lobos marinos del establecimiento veterinario que el Cemma tiene en Nigrán. Una vez ingresado, se comprobó que se trataba de un macho de menos de dos meses de edad y que pesaba 11 kilos, siendo uno de los lobos marinos más pequeños tratados en Galicia. Presentaba heridas en el cuerpo, estaba desnutrido y deshidratado y con una leve afección respiratoria.

Su evolución fue favorable, lo que le permitió ganar peso y quedar fuera de peligro, por lo que superó la primera fase de la recuperación y se procedió a trasladarlo al Igafa para superar la segunda fase, la previa a su liberación.

De este modo, Rube permanecerá varias semanas en una piscina exterior de agua corriente salada del Igafa y, posteriormente, será embarcado para su suelta en alta mar. El mantenimiento y la atención sanitaria del mamífero le corresponderá al Cemma, que contará con alumnado y demás personal del centro dependiente de la Consellería do Mar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento