Dexter
Michael C. Hall, protagonista de 'Dexter', en Madrid. PEDRO MENÉNDEZ
Ha puesto nuestra moral a prueba y le amamos a pesar de que tiene un lado oscuro. Dexter (Michael C. Hall), el psicópata forense de Miami, regresa el lunes 2 de marzo a Fox y próximamente a Cuatro con el estreno de su tercera temporada.


En esta ocasión, Dexter Morgan cuenta con un nuevo compañero de juegos: el fiscal del distrito Miguel Prado (Jimmy Smits), quien le hará incumplir el código de Harry, su padrastro.

El ascenso de Batista (David Zayas), los problemas de Debra (Jennifer Carpenter) en el cuerpo y el embarazo de Rita, son algunas de las sorpresas de esta etapa. Hall nos amplía algunos detalles de los nuevos episodios durante su visita a Madrid.

Al final de la pasada temporada, Dexter decidió no preocuparse por si era una persona mala haciendo cosas buenas o viceversa

¿Veremos a un Dexter más humano?
Al final de la pasada temporada, Dexter decidió no preocuparse por si era una persona mala haciendo cosas buenas o viceversa. Se deja llevar por impulso asesino, a la vez que desecha a su padre como modelo a seguir. Sólo se ha quedado con el código de Harry, que ahora puede seguir o desafiar, y de alguna manera se siente más propietario de sí mismo. Hemos visto como asesinó a su hermano y, de forma simbólica, rompe también el vínculo con su padre. Cuando llega Miguel Prado, quien acepta a Dexter como realmente es, se despierta en él ese apetito de tener una conexión con un hermano o un padre.

Entonces, ¿deja de ser un asesino casi perfecto?
Sí, cometerá errores que le hacen ser más humano. Matará a una persona por error y eso le conduce a una relación con Miguel Prado, una amistad crucial a lo largo de la temporada. Será cuando quebrante por primera vez el código de Harry.

¿Dexter sería un buen padre?
Veremos. De momento, la relación de Dexter con los hijos de Rita demuestra que tiene debilidad por los niños. Cuando está con ellos trata al niño que hay dentro de él. Pero ser padre es una propuesta diferente: tendrá que relacionarse con su propia sangre.

¿Qué le motivó para escoger el papel?

Pasaron dos semanas entre que me lo ofrecieron y que acepté. Era un compromiso abierto e indefinido hacia un personaje. Representaba grandes oportunidades, pero también desafíos. Fue una propuesta realmente complicada el intentar dar una autenticidad a un personaje que no tiene la capacidad para sentir emociones humanas. Eso es lo que hace distinto del resto de la humanidad, pero a la vez es algo que te hace sentir empatía con él. El sentirnos de alguna manera separados del verdadero yo es complicado, pero es parte de los gajes oficio y es un desafío que me encanta.

Si matara a gente cualquiera en lugar de a quien se lo merece, no nos caería tan bien

¿Por qué un psicópata como Dexter cae tan bien a la audiencia?
Dexter lleva su oscuridad de manera formidable. Es un hombre que ha tomado cierta responsabilidad sobre esa compulsión que tiene. Si matara a gente cualquiera en lugar de a quien se lo merece, no nos caería tan bien. La manera de hacerlo abre una puerta para que nos identifiquemos con Dexter, llegando incluso a sentir afecto por él.

¿Cuáles son las cualidades que más le gustan de su personaje?
La responsabilidad que toma para canalizar esos impulsos oscuros que tiene, que es una persona muy activa y decidida y que las situaciones no le dejan nunca paralizado.

¿Por que Horatio Caine, que trabaja de CSI en Miami, todavía no le ha capturado?

Hubiese sido un golpe importante. Quizás sea la trama de la próxima temporada.

¿Qué otros proyectos tiene?
Ahora mismo estoy totalmente centrado en la serie, pero en septiembre se estrena en EE UU la película Game, en la que participo. Quizás hasta mayo, cuando comienzo a rodar la nueva temporada de la serie, pueda hacer algo más.

¿Dónde se ve dentro de cinco años?
Dentro de cinco años no me veo haciendo de Dexter. Ha sido una suerte poder hacer estos personajes y espero que esa racha continúe.

¿Qué critica le ha parecido más injusta?
Que digan que contiene violencia de forma gratuita. La violencia que puede haber en Dexter nunca es explícita y no se glorifica. Está relacionada con una dinámica psicológica que tiene el protagonista y que es parte de un tejido más amplio.

Tras hacer 'A dos metros bajo tierra' veo más cadáveres en la televisión

Su papel de gay en A dos metros bajo tierra, ¿ha ayudado a abrir mentalidades en EE UU?
Cuando leí el piloto de la serie sentí cierta responsabilidad de hacerlo bien y estoy satisfecho con el resultado. La influencia de la serie a la hora de crear más personajes gays es innegable, pero también veo más cadáveres en la televisión.

¿Por qué le escogen siempre para hacer papeles tan extremos?
En el caso de Dexter, los creadores pensaron en mí no sólo por mi trabajo en A dos metros bajo tierra sino porque me conocían personalmente. Consideraron que podría conseguirlo y me siento agradecido por ello.

¿Siempre quiso ser actor?
Sí, aunque me crié en un ambiente donde eso no se consideraba como una opción legítima. Me daba la impresión de que los actores de verdad venían de otro planeta. Hasta que no comencé un curso de interpretación no me di cuenta de que esto era lo que quería y necesitaba hacer.

BIO. Michael C. Hall nació en 1971 en EE UU. Saltó a la fama por su papel de gay en la serie A dos metros bajo tierra. Gracias al personaje de Dexter, la serie ha ganado dos Emmy y él ha sido candidato tres veces consecutivas en los Globos de Oro.