¡Cuidado! Aunque se parezca mucho a la web de tu banco, puede ser 'phishing'

El 'phishing', según Maldita.es.
El 'phishing', según Maldita.es.
MALDITA.ES

Uno de los tipos de phishing (técnica que busca hacerse con nuestros datos y nuestro dinero) más habituales es el que suplanta a entidades bancarias para conseguir engañarnos y que introduzcamos nuestras claves personales pensando que se trata de la página oficial. Aunque a veces los diseños no están muy cuidados, hay otras en las que son idénticos, por lo que es importante fijarse en los detalles antes de dar cualquier tipo de información personal.

Todo empieza con un supuesto SMS o correo electrónico de tu banco que dice que tienes pendiente realizar un trámite. Cuando pinchas en el enlace, te llevan a una página que a simple vista parece la de dicho banco, así que antes de facilitar cualquier dato revisa la URL para comprobar que se trata de la página oficial. Desconfía si no lo es.

El 'phishing', según Maldita.es.
El 'phishing', según Maldita.es.
MALDITA.ES

Aunque el diseño sea idéntico, es buena idea que pruebes a pinchar en distintos botones de la misma para ver si te redirigen a donde toca o si, por el contrario, no te lleva a ningún sitio. En este tipo de phishing el único botón que suele funcionar es, casualmente, el de ‘acceso a clientes’, que es donde te piden que introduzcas tus claves. Cuando pinches en otras pestañas, también podría salirte algún mensaje de error.

El 'phishing', según Maldita.es.
El 'phishing', según Maldita.es.
MALDITA.ES

Además de fijarse en la URL y de ver si los botones te llevan a donde dicen, la opción más segura de asegurarte de que no te están intentando timar es pegar la URL en el buscador de Google para ver si alguien ha alertado de ella y ponerte en contacto con los servicios de atención al cliente de tu banco. Recuerda que también puedes escribirnos a través del servicio de WhatsApp de Maldita.es (+34 644 22 93 19).

Claves para no ser víctima de este tipo de timos:

1. Fíjate bien en la dirección del correo electrónico. Si te llega un mensaje, presta atención a la dirección del correo que te lo envía, concretamente a lo que viene después de la "@". Si notas algo raro, borra el correo.

2. Mira la dirección de la web a la que te redirige. Normalmente este tipo de notificaciones vienen con un link en el que te piden que introduzcas tus datos. Si la url de esta página web no es de la empresa por la que se hace pasar o es una mezcla de letras, números y el nombre de esa empresa, no introduzcas tus datos. Para ello, fíjate bien en lo que aparece antes del último punto, ese es el dominio real de la página web.

3. Cuidado si al intentar pinchar en los elementos de la web no te dirige a ningún sitio o te pide verificar tus datos.

4. Contrasta con las fuentes antes de dar tus datos. Estos mensajes transmiten urgencia para que no te dé tiempo a reaccionar. Recuerda que puedes preguntar a la propia compañía, a la Policía o a la Guardia Civil o a nosotros a través de nuestro servicio de WhatsApp.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento