Sevilla cancela las procesiones de Semana Santa de 2021 por el coronavirus

  • El Arzobispado sí permitirá la celebración de cultos en el interior de los templos autorizados previamente.
  • El impacto económico de la Semana de Pasión ascendió en 2019 a 400 millones de euros.
  • Sevilla cancela la Feria de Abril de 2021.
Semana Santa Sevilla 2019. Hermandad de la Esperanza Macarena
Semana Santa Sevilla 2019. Hermandad de la Esperanza Macarena
JESÚS PRIETO/EUROPA PRESS - Archivo

Tras la cancelación oficial por parte del Ayuntamiento de Sevilla de la Feria de Abril del próximo año, anunciada a mediados de este mes por el propio alcalde, Juan Espadas, era cuestión de tiempo que se hiciera oficial la suspensión también de los desfiles procesionales de Semana Santa como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

La noticia se ha hecho pública este martes a través del Arzobispado de Sevilla que, a través de un comunicado, ha señalado que el arzobispo, monseñor Juan José Asenjo, firmó este 28 de diciembre un decreto referente a las salidas procesionales durante la Semana Santa de 2021 en el que, a razón de la pandemia, suspende los actos y celebraciones organizados por parroquias, hermandades y cofradías, asociaciones de fieles u otros grupos eclesiales que tengan carácter externo y en general todos aquellos en los que se haga uso de la vía pública.

En su lugar, continúa el comunicado, y particularmente en lo que se refiere a las procesiones y estaciones de penitencia, "se recomienda seguir los subsidios litúrgicos que ofrecerán las delegaciones diocesanas de Liturgia y Hermandades y Cofradías".

Cultos en las iglesias

El decreto firmado por el arzobispo afirma que "teniendo en consideración la complejidad organizativa de las manifestaciones externas de la religiosidad popular" que tienen lugar tanto en la Semana de Pasión como en la cuaresma, el Arzobispado "se ve obligado" a tomar decisiones que "colaboren" a frenar la expansión de la pandemia. 

El texto añade que la incidencia de la enfermedad y las previsiones de vacunación siguen desaconsejando, según la opinión de las "diversas autoridades civiles y sanitarias consultadas", la "concentración de grandes grupos de personas". 

No obstante, el Arzobispado sí permite la celebración de los "cultos internos que hubieran sido autorizados con anterioridad a este decreto", siempre que se respete "la normativa sanitaria vigente en cada momento". Por último, y en cuanto a la celebración de los Cabildos Generales de Hermanos, procesos electorales u otros actos jurídicos competencia de la Delegación Episcopal, se requerirá "autorización expresa" con, al menos, 30 días de antelación.

La última vez que Sevilla se quedó sin celebrar en la calle la Semana Santa fue en 1933, debido a la inestabilidad política del país durante la II República. Pero hay que echar la vista atrás 200 años para encontrar un periodo de tiempo en el que no hubo cofradías durante más de un año consecutivo. Fue, concretamente, entre 1820 y 1825 y los motivos, de nuevo, hay que buscarlos en la situación política del país.

Las cifras de la Semana Santa

La cancelación de los desfiles procesionales de la Semana Santa de 2021 supone un duro golpe para la ciudad tanto en lo emocional como en lo económico. Y es que en 2019, último año de celebración, el impacto económico de esta fiesta ascendió a 400 millones de euros, lo que supone el 1,3% del PIB local, por los 9 millones de gasto que salieron de las arcas municipales para la organización. 

Las cifras que se manejan en estos siete días son abrumadoras. El pasado año, y pese a que el tiempo no acompañó en la segunda parte de la semana, los hoteles de la ciudad casi colgaron el cartel de completo, con un 90% de ocupación

El dispositivo municipal del Cecop puesto en marcha para garantizar la seguridad de la Semana Santa estuvo compuesto el año pasado por más de 6.000 personas, entre efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, personal sanitario y otros municipales. Desde el Viernes de Dolores y hasta el Sábado Santo, Tussam transportó a más de dos millones de viajeros, mientras que Lipasam recogió más de 1,1 millones de kilos de residuos.

En total, más de 100.000 personas salen en procesión durante esta semana, entre nazarenos, costaleros y miembros de las bandas de música. Y algo más de 1.700 calles principales se ven afectadas por las estaciones de penitencia de las cofradías. 

Sectores más afectados

Muchos serán los sectores afectados por esta inevitable decisión, pero especialmente el de la hostelería. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla y Provincia, Antonio Luque, manifestó este martes que la temporada de primavera supone para los negocios del casco histórico de la capital un 50% de la facturación anual, por lo que alertó del "impacto económico" que tendrá la suspensión, de nuevo, de la Semana Santa del próximo año. 

En este sentido, Luque llamó a la "reinvención" para "evitar el cierre de negocios y la pérdida de empleos", poniéndose a disposición del Consejo General de Hermandades y Cofradías, que por el momento no se ha pronunciado sobre el anuncio del arzobispo, para "cualquier iniciativa" que redunde en una "ayuda" al sector hostelero, necesitado de "balones de oxígeno", y que afronta un primer semestre de 2021 "crítico" y en el que "muchos establecimientos van a caer".

También se verán gravemente perjudicados por la cancelación de las fiestas de primavera los hoteles de la ciudad, que el pasado año, y pese a que la climatología no acompañó en la segunda parte de la Semana Santa, casi colgaron el cartel de completos, con un 90% de ocupación. 

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha mantenido este martes una reunión con la Asociación de Agencias de Viajes y con los hoteleros de la ciudad, en la que se concretaron bonificaciones en las tasas municipales, como la de la recogida de residuos, campañas de promoción, incentivos al turismo y el desarrollo de actividades culturales en la ciudad siempre de acuerdo con las normas sanitarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento