Ultimátum de España a Reino Unido: acuerdo el 31 de diciembre o 'brexit duro' con una frontera en el Peñón de Gibraltar

  • El Peñón no forma parte del acuerdo del 'brexit' y tiene que negociarse desde el punto de vista nacional.
Vista del peñón de Gibraltar
Vista del peñón de Gibraltar
EUROPA PRESS
La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya.

Con el acuerdo comercial tras el brexit no quedó todo solucionado. Hay una serie de cuestiones que están fuera del mismo y que tienen que ser analizadas y pactadas por los países implicados. Es el caso de Gibraltar, abordado por España y el Reino Unido, digamos, mano a mano. Y de nuevo el tiempo se acaba. El acuerdo tiene que llegar antes del 31 de diciembre o en caso contrario se levantaría una frontera en El Peñón, con todos los problemas que ello conlleva. 

Por eso Exteriores ha lanzado a Londres una especie de ultimátum y ha pedido al Reino Unido que deje "las excusas", porque de momento tiene planteamientos inasumibles para alcanzar un punto común. Así lo ha expresado este martes la ministra Arancha González Laya en una entrevista en RNE. "Así llevamos 300 años", expresó, y quiso meter presión aduciendo que ahora "la soberanía supone la cooperación". 

"Es una cuestión más compleja, más amplia y funcional", comentó, al tiempo que lamentó los movimientos de Londres, que están cerca de "dejar de negociar". De nuevo, el relato. La jefa de la diplomacia española ha mostrado la "preocupación" del Gobierno por lo que ocurriría si volviese a erigirse "de nuevo" una frontera con Gibraltar, que sería la propia de un "territorio tercero". Precisamente eso es lo que quiere evitar el Ejecutivo.

Precisamente, el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este martes un paquete de medidas de adaptación al acuerdo entre la UE y el Reino Unido en materia laboral, de reconocimiento de cualificación profesional, acceso a la Universidad o subsidio de desempleo, de las que solo en parte se beneficiarán los gibraltareños, según fuentes diplomáticas. Concebidas al principio como medias de contingencia para paliar un brexit duro, servirán de puente desde el marco legal actual al previsto en el nuevo tratado entre Londres y Bruselas.

En este contexto, la titular de Exteriores ha dejado claro que el Ejecutivo español buscará un acuerdo "hasta el último segundo" para poder lograr salvaguardar los intereses de los ciudadanos de la zona. "Pero no podemos negociar con nosotros mismos: se necesitará un acuerdo con el Reino Unido", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento