El 58% de los españoles no apoyan la jornada laboral de cuatro días y temen los efectos sobre los salarios

La jornada laboral de 4 días: qué pasaría con la productividad respecto a Europa.
La jornada laboral de 4 días: qué pasaría con la productividad respecto a Europa.
LA INFORMACIÓN

Uno de los debates que está sobre la mesa en este final de año es la posibilidad de reducir la jornada laboral a cuatro días. Este asunto ha provocado diferencias en el Gobierno de coalición, pues el PSOE no lo ve con buenos ojos mientras podemos lo respalda. Lo cierto es que casi seis de cada diez españoles (58,2%) no están de acuerdo con que se implante. Así se extrae de la encuesta de DYM para 20minutos. Dentro de ese porcentaje, un 37,6% no están nada de acuerdo. Hay, por otro lado, un 22,2% que si lo consideran un buen paso de cara al futuro.

Este desacuerdo es especialmente manifestado por las personas que se poisicionan en la derecha (51,8%) y centroderecha (48,2%) del espectro político, así como por los votantes de Vox (52,4%) y PP (52,%). No hay un apoyo claro en ninguna de las formaciones políticas. Además de la oposición, también lo rechazan los votantes del PSOE, entre los que hay casi un 60% que no está de acuerdo y solamente un 10,2% que está totalmente de acuerdo. Los porcentajes están apretados incluso entre los electores de Unidas Podemos, el único partido que ha apoyado esta reforma: en torno a un 40% ve bien la medida de la reducción de jornada laboral.

Jornada laboral de cuatro días y salario mínimo.
Jornada laboral de cuatro días y salario mínimo.
Henar de Pedro

Los morados y Más País han sido los partidos que más han insistido en esta medida, rechazada de plano por el PSOE. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, aseguró en su momento que en España no hay «margen» para ello. Otros países como Suecia, Japón o Nueva Zelanda ya lo han aplicado, aunque no es una práctica habitual en la Unión Europea. En España, eso sí, ya hay casos concretos, en los que las formaciones que están a favor se escudan para defenderlo.

Los españoles consideran que, si se redujese la jornada laboral, los impuestos no se reducirían, al igual que la desigualdad que se mantendría o incrementaría. Con respecto al paro, las opiniones están equilibradas entre los que creen que aumentaría y los que creen que se reducirían. Se considera que tendría efectos perniciosos sobre la productividad laboral y especialmente se cree (así lo dice un 44,3% de la población) que las pensiones seguro se reducirían al igual que los sueldos (que sería más bajos según un 62,8% de los españoles).

Por otro lado, el 48,9% de los ciudadanos consideran que sí es un buen momento para una nueva subida del salario mínimo en España, frente aun 42,7% que no estaría de acuerdo. Las personas que actualmente trabajan son las que muestran un mayor apoyo a esta subida (50,6%). Igualmente, los principales apoyos a esta medida se producen entre los votantes de Unidas Podemos (79,6%) y PSOE (51,7%), así como entre los votantes de izquierda (77,2%) y centro izquierda (61,9%). Precisamente este también ha sido otro motivo de discrepancia entre los partidos de la coalición.

Asismismo, las personas que no consideran esta subida adecuada en el momento actual, se sitúan, dentro del espectro ideológico, principalmente en la derecha (49,1% y centroderecha (58,5%), así como en los votantes de Ciudadanos (64,5%), Vox (63,9%) y PP (53,7%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento