Al menos 200 turistas británicos rompen su cuarentena y huyen de una estación de esquí suiza

Estación de esquí de Verbier, en Suiza.
Estación de esquí de Verbier, en Suiza.
EFE

Al menos 200 turistas británicos que permanecían en la estación de esquí de Verbier, en el valle de Bagnes, en Suiza, se han saltado la cuarentena de 10 días impuesta por el Gobierno helvético a los turistas procedentes de Reino Unido que hubiesen aterrizado desde el 14 de diciembre en el país como medida restrictiva para combatir la pandemia de coronavirus. Un portavoz del municipio ha confirmado a la agencia de noticias ATS que los esquiadores huyeron de forma clandestina por la noche, algunos de ellos a Francia. 

Los trabajadores de los hoteles fueron los que alertaron de esta situación debido a que las bandejas de comer que les dejaban en la puerta de la habitación estaban intactas. Además, sus intentos por contactar con ellos llamado a sus habitaciones fue en vano.

“Muchos de ellos permanecieron en cuarentena durante un día antes de partir al amparo de la oscuridad”, ha explicado Jean-Marc Sandoz, oficial de comunicaciones de Bagnes.

“No podemos culparlos. En la mayoría de los casos, la cuarentena era insostenible. Imagine a cuatro personas en una habitación de hotel de 20 metros cuadrados”, apuntó Sandoz, que consideró que los turistas se fueron “un poco enojados con Suiza” y con la sensación de haber estado “atrapados”. En total, el Gobierno suizo estima que hasta 420 turistas procedentes de Reino Unido estaban obligados a pasar una cuarentena por entrar en el país a mediados de diciembre.

El exclusivo complejo de Verbier, muy popular entre los británicos, esperaba recibir a miles de esquiadores de Reino Unido, pero el descubrimiento de la nueva variante británica del coronavirus lo ha estropeado todo. Según las autoridades sanitarias suizas, en el país se han detectado dos casos de esta cepa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento