Tuba Sahaab
Tuba Sahaab, en dos fotografías tomadas por CNN. CNN

Tuba Sahaab no tiene cuerpo ni edad para ser una guerrera amazona. Tuba es una niña que vive en un suburbio de Islamabad (Pakistán) y que con apenas 11 años escribe textos denunciando el sufrimiento que padecen por el terror talibán niños como ella.

En el relato de su vida que hace CNN, Tuba se enfrenta a las armas talibanes con la sola fuerza de su pluma. Un verso de uno de sus poemas dice: “Pequeñas gotas de lágrimas / sus rostros angelicales / lavados con sangre / duermen para siempre con ira”.

Lo sorprendente de esta chica que aún no ha alcanzado la pubertad, es su compromiso y madurez para escribir sin miedo a las represalias. Cuando conoce cómo los talibanes sacan a las niñas de clase, denuncia: “Es impresionante oír que las mujeres no pueden asistir a clase, ellos [por los talibanes] nos están haciendo retroceder a la Edad de Piedra”.

Tuba no tiene miedo a denunciar con sus escritos la miseria moral. Y eso, a pesar que a menos de dos horas de su casa, en el valle de Swat, conocido por los habitantes y los activistas de derechos humanos como “la plaza del matadero”, los talibanes ejercen el control y depositan los cadáveres de sus víctimas.

Pero la precoz activista no se contenta con escribir. Cada vez más a menudo, aparece en los medios de comunicación denunciando las situaciones que cree injustas. Durante el tiempo que los reporteros de la cadena norteamericana estuvieron junto a ella, la niña y su madre participaron en un programa de radio.

“Quiero la paz para mi país”, pidió a través de las ondas Tuba. La referencia ética y la inspiración de esta niña pakistaní es el presidente de EE UU, Barack Obama. Tuba ha expresado su deseo de poder visitarle alguna vez en la Casa Blanca y enseñarle sus poesía comprometida, sus cuentos y hacerle ver cómo se vive con miedo.