La apatía puede ser un síntoma temprano de la demencia, según un estudio

Personas que viven solas tienen más probabilidades de desarrollar demencia.
Imagen de archivo de un anciano
GTRES

La apatía, una falta de interés, emoción o motivación incapacitante podría ser un marcador temprano de demencia en familias en riesgo, revela un estudio recogido por Science Alert.

Siguiendo a 600 personas durante dos años, la investigación reveló que la apatía ocurrió pronto, empeoró con el tiempo y predijo una disminución en la función cerebral en personas que habían heredado un riesgo genético de demencia pero que por lo demás estaban sanas.

Existen muchas formas de demencia, que es un término genérico para una colección de síntomas causados por trastornos cerebrales.

Aunque todas las formas son debilitantes y la enfermedad de Alzheimer es la más común, este estudio se centra solo en una: la demencia frontotemporal (DFT), que a menudo se diagnostica entre los 45 y los 65 años de edad.

La demencia, en conjunto, afecta a alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo, y los factores de riesgo son bien conocidos: la edad es el número uno, además de una mala salud cardíaca y la inactividad física, particularmente en la mediana edad, pueden aumentar su riesgo.

El reto de la primera etapa

Pero reconocer cuándo se produce la demencia sigue siendo un gran desafío. Gran parte de la investigación se centra directamente en comprender cómo se desarrolla la demencia en sus primeras etapas, buscando la aparición de sus primeros síntomas sutiles, que pueden variar.

Encontrar los primeros signos de advertencia de la demencia significa que los médicos y las familias tendrían la oportunidad de intervenir, todavía no con una prevención o cura, sino para ayudar a las personas a obtener la atención de apoyo que necesitan, siempre y cuando se les diagnostique la afección.

También podría usarse para mejorar el diseño de ensayos clínicos que empleen a personas con demencia temprana.

"De otras investigaciones, se sabe que en los pacientes con demencia frontotemporal, la apatía es una mala señal en términos de la vida independiente y la supervivencia", dijo el neurocientífico clínico James Rowe, de la Universidad de Cambridge. "Aquí mostramos su importancia en las décadas previas al inicio de los síntomas", añade.

La apatía es una característica común de la FTD, entre otros síntomas como cambios inusuales en el estado de ánimo y el comportamiento, dificultad para hacer buenos juicios e impulsividad.

En este estudio, las personas con riesgo de desarrollar FTD mostraron signos de apatía años antes de que los médicos esperaran ver otros síntomas, según su edad.

"También vimos una contracción del cerebro local en áreas que apoyan la motivación y la iniciativa, muchos años antes de la aparición esperada de los síntomas", dijo Maura Malpetti, neurocientífica cognitiva de la Universidad de Cambridge.

El vínculo entre el encogimiento del cerebro, llamado atrofia, y la apatía se ha establecido antes en personas que muestran síntomas de FTD.

Lo nuevo aquí es rastrear la apatía desde que surge por primera vez en personas con riesgo genético de FTD, pero que no tienen otros síntomas y están sanas, para ver si la apatía predice la aparición de la demencia y el deterioro cognitivo que sigue.

Así se hizo el estudio

En este estudio, unas 300 personas portadoras de un gen defectuoso que causa FTD, y aproximadamente el mismo número de sus parientes (que carecían de cualquier falla genética), fueron contactadas a través de la Iniciativa de demencia Frontotemporal Genética, un colectivo de investigación que estudia a las familias afectadas por FTD.

Las personas fueron evaluadas tres veces durante dos años, con escáneres cerebrales, medidas de apatía y pruebas de función cognitiva, incluida la memoria.

"Al principio, aunque los participantes con una mutación genética se sentían bien y no tenían síntomas, mostraban mayores niveles de apatía", dijo Rogier Kievit, otro neurocientífico cognitivo de la Universidad de Cambridge que participó en el estudio. "La cantidad de apatía predijo problemas cognitivos en los años venideros", añade.

Los investigadores observaron cómo la apatía empeoraba entre los portadores del gen FTD y sus capacidades cognitivas se deterioraban durante dos años, más que otros miembros de la familia en el estudio y más severamente en los participantes mayores.

"La apatía progresa mucho más rápido para aquellas personas que sabemos que tienen un mayor riesgo de desarrollar demencia frontotemporal, y esto está relacionado con una mayor atrofia en el cerebro", dijo Kievit.

Todo esto puede parecer prometedor, que la apatía podría predecir la aparición de la demencia, pero el estudio analizó específicamente la apatía en personas con un factor de riesgo genético identificable para FTD, y ninguna otra forma de demencia, y no en la población general. Además, ningún síntoma por sí solo indica demencia.

También puede ser complicado distinguir la apatía de la depresión, otro síntoma de la demencia y una condición caracterizada por la falta de energía. Para evitar confusiones, los investigadores de este estudio utilizaron dos herramientas validadas diferentes para medir la apatía y la depresión por separado.

Pero también hay otras causas de apatía no relacionadas, como las deficiencias hormonales, que no deben pasarse por alto, como reconocieron los investigadores.

"Hay muchas razones por las que alguien se siente apático. Pero los médicos deben tener en cuenta la posibilidad de que la apatía presagie una demencia y aumente las posibilidades de demencia si no se atiende, en particular si alguien tiene antecedentes familiares de demencia", dijo Rowe.

"Tratar la demencia es un desafío, pero cuanto antes podamos diagnosticar la enfermedad, mayor será nuestra ventana de oportunidad para tratar de intervenir y frenar o detener su progreso", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento